Mejor Hablar de Ciertas Cosas, el programa político de TVN, llevó a algunos panelistas a hablar del libro de sexualidad de la Municipalidad de Santiago, que tanta polémica ha causado en los últimos días.

Uno de ellos fue Ricardo Capponi, director del Centro de Sexualidad Integral, que ya había catalogado el libro como “aberrante”. En su largo y casi ininterrumpido discurso, el psiquiatra apuntó a un concepto clave como crítica al manual: el erotismo.

“Es cierto que tenemos que proteger a los niños y adolescentes de enfermedades de transmisión sexual y de embarazo adolescente pero también tenemos que preocuparnos porque sean buenos amantes en la adultez”, dijo.

“Para eso hay que mantener el deseo erótico. El punto es cómo mantenemos la atracción, cómo podemos ser buen amante en la adultez, eso pasa por una buena integración del afecto a la excitación. La gente piensa que es hacer sexo con amor o con ternura, la verdad es que no tiene nada que ver con eso”, agregó.

Para Capponi, la integración del afecto a la excitación “parte en la infancia y termina en la adolescencia tardía y tiene que ver con integrar las emociones que provoca el encuentro con el cuerpo del otro y esas emociones se va elaborando a través de los años y se adquiere una capacidad que es propia del humano: que es erotizar el afecto”.

Para el especialista el principal problema del libro de la Municipalidad de Santiago es que “cuando das información sesgada y parcial o estás insinuando cosas, lo que haces es producir más disociación. Cuando tú dices que no importa la edad de comienzo a la sexualidad, tú estas invitando a un sujeto que no está preparado para entender la complejidad de la sexualidad, a una situación que lo llevará a disociar su sexualidad”, dijo tajante para luego agregar que “yo no estoy hablando en términos morales, estoy hablando de ciencia”.

La Agonía del Eros

En esa misma línea, el antropólogo y columnista de La Tercera Pablo Ortúzar, se mostró de acuerdo con las declaraciones de Capponi.

“La discusión aquí es que hablar de sexo sin abordar el erotismo es hablar de sexo de manera no humana, no tiene sentido. La educación que se está entregando es una información mutilada”, aseguró.

Para aclarar su punto, citó al especialista coreano Byung-Chul Han y su “Agonía del Eros”. Según Ortúzar, “la forma de vida actual nos está condenando al infierno de lo igual, a ser todos iguales, a aplanar todo y convertirlo en algo consumible”.

Plantear el sexo así, desde un punto de vista narcisista, es una brutalidad porque se está haciendo hacer desaparecer el erotismo, que es la forma humana de entender la sexualidad”, aseguró.

Naturalmente, la postura conservadora de estos invitados generó discusión en Twitter: