La cámara filmaba desde unos 30 metros, pero de todas maneras se podía ver de forma perfecta: un carabinero dando un golpe de lleno en la cabeza de un sujeto, el cual cae de inmediato al piso, ante el estupor de todos los presentes.

El hecho se registró en el centro de Curicó, VII Región. El sujeto, identificado como Robinson Muñoz, había sido detenido por desordenes, quedando inconsciente de inmediato. El hombre había entrado a comprar a una carnicería con su familia, pero -según su relato- los encargados los golpearon porque pensaron que eran delincuentes.

Desde el local afirmaron que terminaron con sus vitrinas quebradas por el descontrol de los hombres que peleaban. “Ellos como Carabineros tuvieron que habernos defendido porque no estábamos haciendo nada malo”, afirmó Muñoz ante la fuerza desmedida ocupada por el funcionario policial.

CHV Noticias hizo un informe dando cuenta del incidente. Puedes verlo completo aquí.