A eso de las 2 de la mañana de este jueves culminó la votación en la Sala del Senado que aprobó la elección de los intendententes de cada región. Con 25 votos a favor, dos en contra y 9 abstenciones, se logró el acuerdo que consagra la figura de un Gobernador Regional electo por mayoría simple.

A las 16:00 de este miércoles se dio inició en sala a la discusión del proyecto redactado por la Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización, que tiene urgencia de discusión inmediata, es decir, tiene que debatirse dentro de los próximos seis días.

La discusión del proyecto duró cerca de diez horas y en ella también se definió la existencia del cargo de Delegado Presidencial Regional, nombrado por el Ejecutivo.

Con su paso por el Senado ahora el proyecto tendrá que pasar por segundo trámite a la Cámara de Diputados.

Desde la UDI el presidente de la coalición Hernán Larraín ya se había manifestado contrario a la iniciativa, señalando a Cooperativa que “no queremos, por un voluntarismo irresponsable, generar ingobernabilidad”.

El senador Carlos Bienchi fue otra de las voces críticas que incluso tras la votación dio su parecer.

“Este acuerdo es un acuerdo de última hora que hace que el Gobierno, con esto, evite un probable bochorno de no contar con los votos, pero quiero decirle al país que tengo legítimas dudas en que esté la verdadera voluntad para la elección del intendente al año 2017”, declaró.