El partido que jugó anoche Chile contra Ecuador no solo dejó el amargo sabor de la derrota 3-0 y el mal juego de la selección nacional. Pasada la media hora del segundo tiempo, el jugador Enner Valencia, clave en triunfo ecuatoriano, comenzó a montar un espectáculo.

Según informó BBC Mundo, Valencia tiene una orden de detención pendiente tras no pagar durante cuatro meses la pensión alimenticia de su hija mayor. Asustado, el jugador de la Premiere League vislumbró de lejos a la policía y se tiró al suelo, aparentemente rendido.

Apenas salió de la cancha, cargado en una camilla por el cuerpo médico de su equipo, el jugador comenzó a ser custodiado por la policía. Sin embargo, se retiró del estadio arriba de una ambulancia.

Todos los hechos fueron captados por la cámara del periodista ecuatoriano Andrés Muñoz Araneda.  A partir de las imágenes grabadas por él, todo el mundo comenzó a cuestionar la veracidad de su lesión, generando debate en las redes sociales. Ahí se podía ver al futbolista acostado en la camilla, mientras los policías caminaban a su lado.

Este era el tercer intento por detener al jugador, que en todas las ocasiones se había logrado escabullir rápidamente. El episodio, que ha sido catalogado como “cinematográfico” tuvo un desenlace inesperado, pues pocos minutos de que el ecuatoriano saliera del recinto deportivo en una ambulancia, la jueza a cargo de su caso revocó la orden de detención según informó la prensa ecuatoriana.

Falta saber qué pasará desde hoy hasta el domingo, fecha en la que Valencia tiene programado viajar junto a Ecuador para el próximo partido clasificatorio que se disputará el martes en Bolivia. Por el momento, hay expectación sobre lo que ocurrirá con él, pues Valencia tendría que salir de su país para disputar próximo partido para clasificar a Rusia 2018.