Los árboles urbanos tienen una importancia preponderante y han adquirido, en las últimas décadas, una significación muy alta, pues son los elementos vegetales que generan beneficios ambientales, sociales, económicos y definen el paisaje y fisonomía local de las ciudades.

Pese a lo descrito, en muchas ciudades a lo largo de Chile frecuentemente se destruyen los árboles ya formados de calles y avenidas por parte de empresas contratadas por Organismos Municipales realizando podas indiscriminadas.

Ante esta situación, compartimos la declaración publica suscrita por distintas organizaciones que buscan una mejor gestión del arbolado urbano a nivel nacional.

POR EL CUIDADO DE LOS ÁRBOLES EN LA CIUDAD

Los árboles son seres vivos cuyo funcionamiento y fisiología les permite aportar numerosos beneficios a la ciudad. Según lo señalado, los árboles generan beneficios ambientales, sociales y económicos, lo que los convierte en un importante componente necesario para lograr la sostenibilidad de las ciudades.

Los árboles capturan contaminantes suspendidos en el aire, absorben el ruido urbano, interfieren las precipitaciones, reducen y desvían el viento, contribuyen a la higiene local, mejoran el paisaje, generan condiciones favorables para la recreación, ayudan a retener el agua en el suelo, reducen las actitudes violentas, capturan CO2 atenuando el efecto invernadero, aceleran la recuperación de los enfermos, producen madera y materia prima para compost, facilitan el contacto social entre las personas, conservan la energía evitando calentamiento y enfriamiento, producen semillas, crean sentimientos de relajación y bienestar, filtran el polvo de la atmósfera, entregan O2 a la atmósfera, en zonas pobres pueden producir alimentos, regulan el clima local y son el hábitat de distintas especies animales y vegetales.

Los árboles se encuentran en muchos lugares en la ciudad, entre los que destacan avenidas, calles, pasajes, patios y antejardines, plazoletas, plazas, bosques urbanos, parques, entre otros muchos lugares. Más del 70% de los arboles que existen en las comunas tradicionales de Chile se encuentran en calles y avenidas.

Cada especie de árbol tiene una forma única de crecimiento y alcanza un desarrollo determinado, característica que está en sus genes y se expresarán siempre, sin importar el lugar o condiciones en que se encuentre. Para que un árbol crezca sano y exprese todo su potencial ambiental, social y económico, debe crecer en un lugar que lo acoja plenamente en estado adulto. Para cada lugar se debe elegir el árbol perfecto, según el espacio (aéreo y de suelo) disponible.

Para contribuir a la sostenibilidad de las ciudades, es necesario cuidar los árboles. Para lograr este propósito procuraré:

1- Que los árboles sean cuidados y protegidos en todo su ciclo de vida según sean sus características y necesidades.

2- Que se maneje e intervenga los árboles respetando su estructura natural manteniendo el equilibrio de sus partes principales.

3- Prohibir la mutilación de su copa (el desmoche y la Poda del Alcalde) para que con su desarrollo pleno generen un máximo de beneficios ambientales, sociales y económicos.

4- Que las campañas de arborización utilicen árboles de calidad.

5- Identificar y proteger los Árboles Singulares por su historia, tamaño, belleza u otro motivo.

6- Que el personal que trabaja en el manejo de los árboles cuente con las competencias necesarias.

7- Elaborar Ordenanzas Municipales que reconozca las funciones y características de los árboles y su aporte a la sostenibilidad de las ciudades y comunas.

8- Promover la educación de los ciudadanos en materias de cuidado y mantención de los árboles, así como de los beneficios que prestan en nuestras ciudades.

Puedes bajar el documento en pdf  y apoyar con tu firma desde el siguiente link: carta del árbol