Desde el año 2011 la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebra cada 11 de octubre el Día Internacional de las Niñas, que busca visibilizar “reconocer los derechos de las niñas y los problemas excepcionales que confrontan en todo el mundo”. En Chile, uno de los problemas que enfrentan es el de la violencia sexual: el 84,7% de las víctimas de abuso sexual infantil son niñas y mujeres adolescentes según el Anuario Estadístico del Poder Judicial.

Según declaró hoy la experta Andrea Huneeus (experta en salud pública materno infantil de la Universidad de Berkeley) a radio Cooperativa  el 66% de las chilenas embarazadas producto de una violación son menores de 18 años, mientras que el 12% tiene menos de 14 años y el 7% menos de 12 años.

Así, la experta se pronunció a favor del proyecto de despenalización del aborto en tres causales, explicando que, hoy en día, “si una embarazada violada busca hacerse un aborto en un país como el nuestro, en el cual la legislación es restrictiva, su única opción es hacerse un aborto inseguro, y un aborto inseguro es 34 veces más mortal que un aborto seguro. Es realmente muy peligroso dejar esto al aborto inseguro”, manifestó.

Los pequeños que nacen producto de una violación “son principalmente niños institucionalizados, que están en hogares de niños, porque son abandonados, sufren violencia intrafamiliar”, finalizó Huneeus.