Tras más de dos meses de discusión, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó, en votación dividida, definitivamente los artículos 2º y 5º del proyecto de ley, de esta forma la iniciativa avanza para ser votada por el pleno de la Cámara para posteriormente iniciar su tramitación en el Senado.

Mientras que los diputados de la Nueva Mayoría valoraron los alcances del proyecto y recibieron el respaldo entregado por los ministros de Agricultura, Carlos Furche, y Energía, Máximo Pacheco a la actual reforma quienes destacaron la posibilidad de terminar con la especulación de los derechos de aprovechamiento; los legisladores de Chile Vamos votaron en contra por estimar que no se sinceraron las reales cifras ni se subsanaron diversos inconvenientes del marco normativo.

El diputado (PS) Manuel Monsalve, presidente de la Comisión de Hacienda, destacó el despacho del proyecto que reforma el Código de Aguas señalando que este “pone en el lugar correcto un bien nacional de uso público como es el agua, ya que establece prioridades para su uso que parecían lógicas pero no estaban escrita en ni una ley”. Recalcando que la primera prioridad será el consumo humano y el saneamiento básico.

A su vez, Monsalve señaló “que el agua es un recurso que tenemos que cautelar para la sustentabilidad y desarrollo de la Nación, por lo que hay que establecer caudales ecológicos”, haciendo alusión al caudal mínimo a respetar para la preservación de la naturaleza y la protección de las aguas.

Por su parte desde la organización Chile Sustentable indicaron que la aplicación de caudal ecológico debe abarcar los derechos de aguas antiguos y nuevos debido a la gran cantidad de cuencas sobre otorgadas de derechos de aprovechamiento que existen en el país. Recordando que, si bien la Comisión de Recursos Hídricos de la Cámara de Diputados aprobó la aplicación del caudal ecológico para todos los derechos de aguas antiguos y nuevos, la Comisión de Agricultura retrocedió en este importante avance “debido a los cuestionamientos que desde el empresariado minero, agrícola y eléctrico se ha hecho a los procedimientos para la protección de las cuencas”.