La propuesta de Camila Vallejo de eliminar las menciones a Dios en el inicio de las sesiones del Congreso generó escozor en varios sectores, principalmente ligados a la ultra derecha y el mundo religioso.

Mónica Rincón, periodista de CNN Chile, en su habitual editorial, dio varios argumentos que pusieron en tela de juicio la mirada de los más indignados con la idea de la ex líder estudiantil.

“La idea despertó airadas reacciones: que estaban tratando de imponer el totalitarismo comunista… lo más suave que los ateos querían imponer su postura, como se se hubiera propuesto cambiar la frase en el nombre de Dios por una como fin a las religiones o Dios es un invento“, comenzó Rincón.

“Los escandalizados son los mismos que defienden el pesebre en La Moneda, las imágenes de santos o símbolos de otras religiones en reparticiones publicas. Error si se apela a la tradición, porque hay tradiciones nefastas que afortunadamente se han eliminado”, agregó.

“Error si se apela a la fe. Esto no es entre buenos y malos o entre ateos y creyentes aunque el porcentaje que dice seguir una religión en Chile llegue al 90%”, dijo la periodista.

Lo que está en discusión es el valor del laicismo, o sea esto es entre partidarios o no de verdad de un Estado laico, donde incluso muchos de quienes creemos pensamos que nuestras creencias particulares en justicia no deben ser favorecidas sobre otras”, arguyó.

La animadora, además, dijo que en vez de Dios, deberíamos comenzar las sesiones en nombre de la República.

“En el nombre de Dios, de Buda, de la ecología, del comunismo, del liberalismo, no. Se abre la sesión en nombre de la República, de esa en que cabemos todos y todas, y en la que nada de lo que creamos a nivel espiritual nos hace valer ni más ni menos que otros.

Mira aquí la editorial: