Tras estrenar con exito “Naomi Campbel”, su primer largometraje dirigido junto a Camila José Donoso, Nicolás Videla llega a Valdivia con “El diablo es magnífico”, cinta que cuenta la historia de Manuela, trans chilena, por cansancio ante la discriminación, se autoexilia a Paris

“Quiero contar nuestras historias, las que no están en pantalla. Según cuenta su director, esta película esta es una historia de trans, maricas y tortas hecha por trans maricas y tortas”. Al igual que en su cinta anterior, trabajó con una protagonista muy cercana a él, que accedió a mostrar su historia frente a la pantalla. Sin embargo, el cine que hace Nicolás no es netamente documental, la ficción aparece en lo que el define como un halo protector para que sus personajes no expongan del todo su vida, construyendo un relato que con adornos y pequeñas mentiras imperceptibles para los espectadores, muestra este relato con tintes de híbrido.

Mezclando la ficción, el documental y el cine ensayo, “El diablo es magnífico” es una historia que no solo cuestiona Chile ante el inminente retorno de Manuela, también se encarga de mostrar como el amor no se encuentra obligatoriamente en Paris, su supuesta tierra natal, y como los ideales de igualdad, libertad y fraternidad pueden desmoronarse ante un cuerpo disidente.

“El diablo es magnífico” es parte de la competencia nacional del Festival de Cine de Valdivia, y tendrá su estreno este jueves a las 17:30 horas en el aula magna de la Universidad Austral. Quienes se la pierdan, podrán ver la repetición el día viernes a las 15:00 en la misma sala.

Mira el trailer de la película: