La ex jefa de prensa de la UDI, Lily Zúñiga, lanzó su libro “Imputada, la historia de la Negra Tatuada en la UDI”, en el Passapoga la noche de este miércoles.

En la ocasión, salió al escenario en ropa interior y con alas negras, junto a un grupo de hombres con máscaras de Jovino Novoa, Iván Moreira y Marco Enríquez-Ominami, según se puede ver en un video de Cooperativa.

En el libro, que se ha dedicado a promocionar hace al menos un año, Zúñiga cuenta varios rumores e historias al interior del partido de ultra derecha, además de relatar tres episodios de acoso sexual que apuntan a Jorge Manzano y al senador Iván Moreira.

A riesgo de demanda, la exUDI dijo a la radio que “no sé si, para ellos, casos -no solamente míos- (de mujeres) que sufrieron acoso por parte de un funcionario estable de la UDI sean datos rosa“.

“No sé qué podrían negar. Lo que nieguen y lo que crean que es injuria o calumnia; bueno, serán los tribunales los capacitados para definir eso“, agregó.

Consultada sobre su permanencia en los registros como militante del partido de Jaime Guzmán, reconoció que ha estado enfocada “en esto (el libro), enfocada en buscar pega, porque me dejaron sin pega. Como ahora voy a tener más tiempo, claramente dentro de las cosas que tengo como prioridad para hacer está ir a borrarme de esa lista (de militante). No quiero estar vinculada por ningún lado a ellos“, aseguró.