Fundación Defendamos la Ciudad informa que hoy en la mañana hubo alegatos por parte de los abogados Paulo Pérez, en representación del vecino Carlos Valdivia miembro de Defendamos la Ciudad, Mario Araya representando a la Municipalidad de Viña del Mar y Juan Carlos Manríquez en representación de la inmobiliaria cuyos dueños en partes iguales son Parque Arauco y Ripley.

Patricio Herman señala al respecto : “Se debe recordar que la contienda es por un permiso de edificación del año 2000, caducado automáticamente y de pleno derecho por el Director de Obras de Viña del Mar conforme al mandato del artículo 1.4.17 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, avalado por un dictamen de la Contraloría General de la República.

Hoy la tercera sala del máximo tribunal escuchó las alegaciones de las tres partes y decidió citarlas para el 17 de noviembre de 2016 a una audiencia de conciliación como trámite previo al fallo definitivo y en tal sentido estaremos atentos al desarrollo de los hechos ya que tanto la Municipalidad de Viña del Mar como nuestra fundación sustentan el mismo criterio en orden a que ese antiguo permiso, con exorbitadas normas urbanísticas, no puede producir los efectos buscados por el actor privado. Nuestra fundación sostiene que el imperio del derecho es indispensable, entre otras cosas, como señal al mercado inmobiliario, y por ello la construcción se deberá ajustar a las normas urbanísticas más restrictivas vigentes desde el año 2002 en el Plan Regulador Comunal de Viña del Mar”