El próximo 23 de octubre se celebrarán las Elecciones Municipales, y un puñado de jóvenes que cumplen la mayoría de edad podrán por primera vez ir a las urnas. En este contexto y en el marco de la iniciativa “Vota Inteligente”, de la Fundación Ciudadano Inteligente, la cual apunta a comunicar la importancia del voto a los jóvenes y entregar información relevante para que la ciudadanía sufrague de forma informada, es que la U. de Chile organizó junto a la Fundación, el foro dirigido a estudiantes de cuarto medio y realizado esta mañana en Casa Central.

Estudiantes del Instituto Nacional, el Liceo Experimental Manuel de Salas, la Institución Teresiana, el Centro Educacional José Miguel Carrera, el Centro Educacional Héroe Arturo Pérez Campos, el Complejo Educacional Juanita Fernández Solar, el Liceo de Adultos Jorge Alessandri Rodríguez, el Liceo Paula Jaraquemada y el Liceo Valentín Letelier, participaron de la discusión que convocó a políticos y académicos, y que fue moderada por el periodista, Fredy Stock.

Presentes en la instancia, los diputados Camila Vallejo (PC) y Jaime Bellolio (UDI), llamaron a los jóvenes a votar en el futuro proceso eleccionario, no obstante enfrentaron posiciones respecto al tema de la participación ciudadana.

Comenzando el debate, la diputada Vallejo, expuso algunas de las razones que a su juicio explican la baja participación en los procesos electorales en Chile. Asegurando que la situación se debe a múltiples factores, la parlamentaria puso el acento en la pérdida creciente de educación cívica en el país, el individualismo que se desprende de la instalación de un modelo neoliberal y el alejamiento entre la esfera política y el conjunto de la sociedad. “Existe una especie de acomodamiento del quehacer político en las instituciones, despreciando o menospreciando lo que pasa en la calle, lo que opinan las organizaciones, lo que opinan los jóvenes”, afirmó Vallejo.

También intentando dar una explicación al fenómeno, el diputado Jaime Bellolio, advirtió que “muchas veces los ciudadanos ven que la política está absolutamente alejada de sus urgencias, que no sirve para solucionar sus problemas. Uno podría pensar ‘si yo no voto, da lo mismo, porque mi voto no cambia nada’, pero eso no es verdad”. En este sentido, el diputado llamó a los jóvenes a no dejar que sean otros los que decidan sus representantes. “Ustedes con sus ideas, con su energía y su potencia son los llamados a decir, ‘eso no me gusta’, ‘ese no me gusta’, ‘esas ideas no las quiero acá’. ¿Y cuál es la mejor herramienta que tienen? Ir a votar”.

El voto voluntario dividió a los diputados. Mientras Vallejo señaló que dado que el poder hoy lo tienen los grupos económicos y que el mensaje de los medios de comunicación responde a esos intereses, “tiene mucho sentido que el voto sea obligatorio (…) En la medida que nosotros no entendemos el problema que está detrás de la concentración del poder, al final, los que sí tienen consciencia de clase, que sí saben sí cómo proteger sus intereses, son los que van a ir a votar. Ellos siempre votan. ¿Dónde están los niveles de participación más altos? En los barrios altos”.

Por el contrario, Bellolio se planteó cerradamente contra la vuelta al voto obligatorio y contradijo a Vallejo respecto al sector con más abstención en los comicios. “Según la última elección, la gente que más se abstiene es de centro derecha. La última vez se abstuvieron cerca de 800 mil personas de las cuales 600 mil eran más bien de centro derecha”.

Claudia Heiss, académica del Instituto de Asuntos Públicos, amplió más allá de los comicios el tema de la participación ciudadana. “Es verdad que no basta con tener elecciones limpias, periódicas y competitivas. También es necesaria una sociedad civil, que esté en permanente interacción con las instituciones. La democracia necesita participación, necesita deliberación y necesita representación. Las tres cosas juntas. Ustedes pueden criticar a los candidatos, pueden rechazar las opciones que les ofrecer el sistema político, pueden decir ‘no me gusta ninguno’, por ejemplo, pueden ir y anular el voto, pero también tienen que participar, también tienen que proponer alternativas, porque sin demos no hay democracia, y el demos somos todos los ciudadanos”, dijo Heiss.

El profesor de la Facultad de Derecho, Fernando Atria, en tanto, profundizó en los motivos tras baja la participación ciudadana, advirtiendo que “mientras uno no entienda cuál es el problema, los intentos de solución, van a ser, como yo creo que han sido hasta ahora, precisamente las equivocadas”. Para el académico, el tema de fondo es que, “el ciudadano se ha hecho consciente de su des-empoderamiento, porque su posición es enteramente irrelevante en términos políticos. La política hoy día no tiene cómo procesar demandas transformadoras, entonces, desde el lado de los ciudadanos la política se ve como “su política” y “nuestra política”, que se hace fuera de las instituciones, en los movimientos sociales. (…) La política institucional está cada vez más desacreditada, y si la pregunta es, por qué habría yo de participar y con mi voto contribuir a legitimarla, la respuesta es que no hay ninguna razón”.

Finalmente, la directora de Extensión de la U. de Chile, Ximena Poo, les dijo a los presentes: “Su voz y su voto comprometen a las autoridades y a ustedes mismos, para avanzar hacia un sistema democrático mucho más fuerte de lo que tenemos ahora. Nuestra democracia es bastante frágil en algunos aspectos. Ir pensando en cambiar las estructuras hacia un Estado más responsable como sucede en los países desarrollados, es tarea de todos”.

Pablo Collada, director ejecutivo de la Fundación Ciudadano Inteligente, les recordó a los estudiantes que “se vienen elecciones en unos pocos días, y tenemos dos opciones: cerrar los ojos y esperar el golpe de un proceso eleccionario que probablemente nos deje llenos de dudas, o sentarnos a debatir desde ya cuál es el rol que queremos tomar todas y todos para ir mejorando esto. El evento de hoy justo busca lo segundo: expresar nuestras diferencias y desencantos, tomando las riendas de nuestros derechos políticos.”