Este viernes se ha dado a conocer que el Ministerio Público investiga presuntos aportes ilegales de ECSA S.A., sociedad que controla Ripley, a la campaña de Michelle Bachelet.

Eso luego que la empresa rectificara ante el Servicio de Impuestos Internos -por la investigación a los aportes a Laurence Golborne- dos facturas por un total de 50 millones de pesos de 2014 a Asesorías Credo Limitada, una de las proveedoras de la campaña de la actual presidenta.

Así las cosas, fueron citados a declarar ante el fiscal regional metropolitano oriente Manuel Guerra, Giorgio Martelli, ex operador político y recaudador de la campaña de Bachelet, también formalizado en caso SQM, y Lázaro Calderón, gerente general corporativo de Ripley.

Cabe destacar que Martelli negociaba un juicio abreviado en el caso SQM pero su vinculación a esta investigación, parte del caso Penta, puso fin a ese proceso de acuerdo.

Martelli es mencionado en un intercambio de correos entre el gerente general corporativo de Ripley Corp., Lázaro Calderón, y un funcionario de la firma que pedía visar un pago y generar una orden de compra para las asesorías de Credo, según informa La Tercera.

Dados estos antecedentes Martelli y Caldéron declararán ante la Fiscalía.