Un verdadero “tirarse la pelota” han realizado los últimos días el Servel y el Registro Civil sobre las personas que fueron cambiadas de sus locales de votación sin notificación, a solo una semana de las elecciones municipales.

Ante los dichos del Registro Civil de que la cifra no superaría las 17 mil personas, hoy el organismo electoral respondió que la cifra supera las 400 mil. La situación se habría provocado por cambios en el sistema informático y tiene casos increíbles con personas de Santiago que aparecen en los registros que deben votar en la Antártida. Sin ir más lejos, el diputado Gabriel Boric, oriundo de Magallanes, no podrá votar en la región que representa porque le corresponde según el Servel hacerlo en Providencia. Lo mismo que el PPD Marco Antonio Núñez: Le corresponde Coquimbo, pero aparece en San Miguel.

Ayer, la presidenta Bachelet le bajó el perfil a la situación y llamó a la población a ingresar su RUT en la página del Servicio Electoral e ir a votar el próximo domingo.

Sin embargo, los golpes entre el Servel y Registro Civil han escalado y el ministro Marcelo Díaz anunció hoy una reunión extraordinaria del comité político de La Moneda para mañana sábado a las 10 de la mañana para resolver la situación. “Lo que nos interesa resolver ahora son aquellos asuntos que permitan que el proceso de elecciones se realicen con total normalidad”.