Yo creo que uno de los milagros de Chile no es solamente haber hecho la revolución, que es muy importante, pero también la madurez de siete gobiernos.

Un think tank a lo Libertad y Desarrollo pero español -llamado Civismo- premió hace unos días a José Piñera con el galardón Premio Sociedad Civil 2016, entregado a otros defensores del liberalismo económico como Mario Vargas Llosa.

Producto de ello, un medio cercano a la organización, lo entrevistó dejándolo hablar y exponer sus teorías a sus anchas. El entrevistador, sin mucha información al respecto, fue haciéndole preguntas que permitieron a Piñera decir sin contrarespuesta todo lo que en Chile fue ampliamente rechazado e incluso desmentido.

Este un sistema que hace 36 años en Chile fue novedoso, fue pionero. Chile rompió con un esquema que se ha llamado de reparto, que es un sistema donde no hay ahorro (…) donde se paga un impuesto que genera desempleo y es muy negativo para la sociedad y la economía”, comenzó el hermano mayor del clan Piñera.

“Nosotros en Chile dijimos: por qué no creamos un sistema de ahorro para la vejez. Donde cada trabajador descuenta una fracción de su sueldo y lo coloca en una cuenta de ahorro de su propiedad. Un fondo propio que nadie se lo puede tocar ni quitar, tremendamente seguro en su estructura. Cuando la persona, el hombre, la mujer que también trabaja (N. de R: Gracias por la aclaración) llega a una edad que quiere retirarse, depende de su ahorro acumulado en 30, 35, 40 o 45 años”.

Incluso, el excandidato presidencial llegó a decir que un chileno cualquiera puede dejar de trabajar cuando quiera para retirar sus ahorros. “Si tú no quieres trabajar durante cierta parte de tu vida y quieres financiarte lo haces con los ahorros de tu etapa productiva (…) Es un sistema muy honesto, muy transparente, muy seguro”.

Es el sistema del futuro para el mundo entero. Y así lo siento, porque a mí me invitan a en Asia, en Europa, en Estados Unidos porque hay un interés creciente de la gente que piensa, los expertos, en cambiarse del sistema antiguo a un sistema que depende de la responsabilidad de las personas“, agregó el exministro de Pinochet.

“Yo lo primero que muestro cuando voy afuera  es el despegue de Chile, que ha pasado de un per cápita de 4.000 dólares a 23.000. En Chile hubo una revolución del libre mercado, un conjunto de reformas, coherentes, honestas, serias, rigurosas y que se han mantenido por siete gobiernos. Yo creo que uno de los milagros de Chile no es solamente haber hecho la revolución, que es muy importante, pero también la madurez de siete gobiernos muy distintos que cuando ven que algo funciona, lo mantienen”, indicó.

Además, se refirió a la rentabilidad de los fondos generados por el aporte de los trabajadores. En ese contexto se despachó una joyita de aquellas.

“En promedio, durante 35 años los fondos han rentado un 8,3% al año por encima de la inflación. Este sistema ha beneficiado a los trabajadores chilenos de una manera en que nunca ha sucedido en la historia. Los trabajadores chilenos han ganado 140.000 millones de dólares a través de la rentabilidad de los fondos“, aseguró sin resquemores.

Ante el tímido periodista, Piñera volvió a afirmar lo que en Chile causó escozor, en su antológica entrevista en El Informante. “El chileno que ha aportado durante toda una vida está obteniendo una pensión que es varias veces superior a la que obtenía en el sistema antiguo. Se ha dado la cifra por las Administradoras de Pensiones, de que el chileno que ahorra 30 o más años, el período razonable para obtener una pensión, está obteniendo una pensión promedio de 650.000 pesos“.

“Ahora tengo que reconocer la inquietud que existe en personas que no han ahorrado lo suficiente. Recién hubo una estadística de los jubilados de 2015 la mitad había ahorrado 15 años o menos. Obviamente que esas personas no reciben pensiones de 1.000 dólares al mes, pensiones mucho más bajas“, concluyó.