Hacia el final de la tercera marcha nacional contra las AFP, los dirigentes de la organización “No+AFP” anunciaron  una nueva estrategia que sería “el inicio del fin” del sistema de pensiones heredado de la dictadura cívico-militar.

Según detalló Luis Mesina sobre el escenario de Portugal con Alameda, el llamado es a abandonar las administradoras Provida y Cuprum, debido a la millonaria evasión de impuestos realizada por ambas aseguradoras al momento de fusionarse con AcquisitionPrincipal Institucional, respectivamente.

Ante ello, las AFP reaccionaron indignadas. El gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, dijo que le “llama la atención en que gastemos esfuerzos sobrehumanos en tratar de hacer quebrar a un sistema en vez de poner todos los esfuerzos para mejorar las pensiones”.

En esa línea, dijo que el cambio al fondo E, propiciado por “No+AFP” no causó mucho daño. “El sistema no fracasó“, aseguró.

Otro que respondió al llamado de la organización ciudadana fue Rodrigo Pérez Mackenna, presidente del gremio.

“Son llamados que no conducen a nada. En Chile hemos tenido demasiadas recomendaciones de gente que después no se hace responsables de sus dichos“, dijo.

“La Presidenta llamó a que logremos un gran acuerdo nacional para hacer las reformas que el sistema requiere, para tener mejores pensiones. Eso es lo que nos debería concentrar“, agregó.

“Las empresas han actuado de buena fe, siguiendo las indicaciones que les dieron las autoridades del momento. Es un asunto particular de los accionistas de una AFP y tiene que ver en las instancias que corresponda”, concluyó según El Mercurio.