Ayer se supo el caso de Lorenza Cayuhan, joven comunera mapuche que tuvo un parto en Concepción mientras estaba rodeada por tres oficiales de Gendarmería. Por lo mismo ya se presentó un recurso de amparo ante la Corte de Apelaciones de Concepción, con el fin de que se declare ilegal el procedimiento por atentar contra los derechos de Lorenza.

Esto fue negado por el director regional de Gendarmería, el coronel Christian Alveal, quien señaló que las “medidas de seguridad fueron retiradas con anterioridad al parto de la interna” y descartó de plano la presencia de personal masculino durante la intervención.

Sin embargo, los dichos de Contraloría fueron rebatidos hoy mismo por la propia Clínica Sanatorio Alemán de Concepción, el lugar donde llegó Lorenza de urgencia desde Arauco. “Ella fue sometida a la césarea con la existencia de las esposas a nivel de los pies”, dijo la directora del establecimiento Paulina Romagnoli a Bío Bío. La doctora descartó que la paciente haya estado engrillada a la mesa de operación.

Hoy por la mañana el Instituto de Derechos Humanos (INDH) se sumó al recurso presentado por la Defensoría Penal Pública argumentando que se trató de un atentado contra los derechos de la mujer.

Cayuhan pertenece a la Comunidad Mawidanche Alto Antiquina de Cañete. Debe cumplir 5 años de presidio por robo con intimidación en el penal de Arauco desde enero pasado. Según informa Resumen, Lorenza tenía 8 meses de embarazo y por problemas de presión fue trasladada de urgencia a la Clínica Sanatorio Alemán para un césarea.

Durante todo momento, según aseguran los familiares de la comunera, estuvo rodeada por tres gendarmes hombres. Tras los reclamos de la familia, dos de ellos habrían sido reemplazados por mujeres. El otro se mantendría hasta este momento en la sala donde se encuentra internada la comunera.