El día de hoy, el ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami fue formalizado por delitos tributarios en el marco del caso SQM. Así, además, se decretó el arraigo nacional del líder del PRO. El fiscal Pablo Gómez señaló que “en diversas y reiteradas ocasiones Marco Enríquez Ominami, en su calidad de candidato presidencial, se reunió con Patricio Contesse”, gerente general de la empresa propiedad de Julio Ponce Lerou.

Las reacciones no se hicieron esperar y vinieron desde su entorno más cercano. Carlos Ominami, padre adoptivo de ME-O, declaró como panelista del programa “Punto de Encuentro” de Radio Agricultura que “trato de tomar las cosas por el lado más positivo de algo que me duele, y me duele muy profundamente. Esto puede ser el principio del fin”, auguró, expresando su deseo de  que pueda haber un juicio rápido, ya que según evalúa “lo que sería extremadamente grave es que a través de un expediente judicial se busque sacar a alguien del proceso electoral, significa incidir desde la justicia en los procesos políticos electorales y eso también es gravísimo porque es finalmente la politización de la justicia”, señaló.

En tanto, el tío materno de ME-O, Rafael Gumucio Rivas, declaró a La Tercera que “actualmente estoy muy molesto con mi sobrino, porque se metió en esta estupidez, pero entiendo que esto responde al modelo liberal instalado en Chile en el que lo económico es lo más importante”. El historiador apuntó a los vínculos de Julio Ponce Lerou y criticó duramente a su sobrino, agregando que “yo no me hubiera relacionado con SQM, la empresa del yerno de Pinochet, jamás. Yo la nacionalizaría de inmediato sin ninguna indemnización. Creo que el Ministerio Público está en deuda con la sociedad chilena al no haber llegado al socio mayoritario de la empresa”. Además, criticó la estrategia de defensa del ex candidato presidencial: “Yo no hubiera sido partidario de que guardara silencio. Me parece pésima su defensa con Ciro Colombara”, dijo.