El Juzgado de Garantía de Temuco decidió esta mañana modificar nuevamente las medidas cautelares contra la machi Francisca Linconao, después de que en julio pasado -tras reclamos del Ministerio Público- pasara a prisión preventiva.

La machi se encuentra internada en el Hospital Intercultural Nueva Imperial desde el 8 de octubre pasado Linconao enfrenta un complicado estado de salud con diversas afectaciones: gastritis erosiva antral crónica; hipertensión arterial crónica; lumbago mecanopostural; síndrome depresivo-ansioso; hombro doloroso leve; grave baja de peso, agregándose recientemente osteoporosis lumbar, con un alto riesgo de fractura, más osteopenia en ambas caderas, también con alto riesgo de fractura.

 

Estos factores, sumado a su avanzada edad, influeyron en que el juez Luis Olivares decretara esta mañana el arresto domiciliario total. La machi lleva más de 6 meses encarcelada por el cargo de incendio terrorista en el caso Luchsinger Mackay y todavía está a la espera del juicio, pese a que la Fiscalía aún no presenta pruebas concluyentes contra los 13 imputados.

 

Hoy también se modificaron las medidas cautelares de Hernán Catrilaf, quien se mantendrá en prisión preventiva pero con la posibilidad de obtener la libertad bajo fianza por el pago de 10 millones de pesos.