Organizaciones sociales de Bulnes (Región del Biobío) ingresaron un recurso de reclamación ante el Comité de Ministros contra el proyecto energético El Campesino (ex Octopus) pidiendo la revocación de la resolución de calificación ambiental de este.

En declaraciones recogidas por radio Cooperativa, Andrés Parada, vocero del Comité Bulnes Sin Termoeléctricas, indicó que la presentación administrativa se fundamenta en que varias observaciones ciudadanas no habrían sido respondidas adecuadamente. “Hicimos una reclamación por el fraccionamiento del proyecto, porque vemos que el puerto Penco-Lirquén, el gasoducto y la central El Campesino son uno solo y que maliciosamente fue dividido y eso está burlando la legislación vigente”.

Además de este recurso existen otras 11 reclamaciones de diferentes organismos, así como de los municipios de Penco y Tomé presentados en contra del terminal GNL Penco Lirquén, que están siendo tramitadas actualmente por el Servicio de Evaluación Ambiental.

A su vez agrupaciones locales anunciaron que además de la vía administrativa continuarán con las manifestaciones sociales y confirmaron que llegarán hasta la Corte Suprema si es necesario.