Mauricio Peña, exgerente de Aurus Capital Administradora General de Fondos (AGF),  asumió ante la Policía de Investigaciones una serie de maniobras que confirmarían las pérdidas cercanas a los 25 millones de dolares que provocó a la empresa, y entregó detalles sobre qué hizo con ese dinero, según consigna la edición impresa El Mercurio.

Peña mintió, fingió pérdidas, inventó precios y falsificó firmas. Todo eso lo reconoció en el interrogatorio ejecutado por detectives de la Brigada de Delitos Económicos de la PDI. Todo eso con el fin de llevar a su bolsillo millonarios montos pertenecientes a (AGF)

La querella levantada en contra de Peña lo acusa de estafa, apropiación indebida, falsificación y uso malicioso de instrumento privado. Además de entregar detalles de sus maniobras para quedarse con el dinero, reconoció que en distintas ocasiones desvío dinero a la cuenta de su esposa y de su suegra, entre otras personas.

Peña confirmó que cerca de 139 millones de pesos ingresaron a una cuenta de su esposa, Catalina Bustos Aravena. “Esos dineros entraron en su cuenta corriente del Banco Security e inmediatamente se traspasaron a mi cuenta en el mismo banco. Quiero aclarar que ella no sabía la procedencia de estos fondos, yo le decía que eran dividendos que Aurus Capital me entregaba, (…) lo cual no era real“, señaló ante la PDI. No solo engañaba a la empresa, también a la corredora LarraínVial, pues desde ahí, y falsificando una firma, ordenaba depósitos a la cuenta de su cónyuge.

Al ser interrogado sobre qué hacía con el dinero, Peña afirmó: “A raíz de la experiencia de los últimos cuatro años de esconder pérdidas, simular operaciones, abultar precios, tomar más riesgos de los debidos, caí en un proceso destructivo y de adicción al juego y al alcohol, jugando gran parte de los recursos en los casinos Monticello y Enjoy Santiago”, aclarando que no obtuvo bienes muebles ni armó sociedades.

También traspasó en tres ocasiones 32,5 millones de pesos a una persona que conoció en el casino. “No sé a qué se dedica, no sé dónde vive, solo la veía en el casino cuando iba a jugar y a escapar de mis problemas. El contexto de la deuda fue jugando y él me prestó fichas para seguir jugando, ya que los montos en el punta y banca pueden ser muy altos”, afirmó.