Durante la mañana de este sábado Branislav Marelic, director del Instituto Nacional de Derechos Humanos presentó una querella por torturas contra quienes resulten responsables en el caso de la comunera mapuche Lorenza Cayuhán, que dio a luz engrillada y custodiada por tres gendarmes hombres en la Clínica de la Mujer del Sanatorio Alemán, en Concepción.

Según informó Cooperativa, la acción se interpuso respaldada en el artículo 150 A del Código Penal, que se refiere a los casos donde un “empleado público que aplicare a una persona privada de libertad tormentos o apremios ilegítimos, físicos o mentales, u ordenare o consintiere su aplicación”.

Para aclarar el hecho, se citará a declarar a todas las personas involucradas en el caso, es decir desde gendarmería hasta el personal médico que atendió a la mujer. “Es el Ministerio Público el que tiene que definir las lineas de acción a medida que se vayan conociendo nuevos antecedentes“, indicó el director del INDH.

El padre de Lorenza,Eduardo Cayuhán,  manifestó que la situación pudo haber sido evitada por parte del personal médico del establecimiento privado y que los responsables tendrán que responder.

“Como mapuches se nos vulneró mucho nuestros derechos, por lo que exigimos justicia para esto, para aquel gendarme que está totalmente identificado, pero que Gendarmería no se ha pronunciado”, apuntó el padre de la comunera y abuelo de la pequeña recién nacida la semana pasada.

El colegio Médico, a través de su deparamente de Primeras Naciones visitó a la comunera y realizó una declaración pública condenando los hechos, y especificando punto a punto porqué Cayuhán recibió un trato violento e indigno.

El artículo 150 A tiene una sanción general de presidio o reclusion que varía entre 541 días de presidio y los cinco años de cárcel.