Con los resultados ya en mano, empiezan los análisis de quién ganó y quién perdió en estas elecciones municipales. Y hay una cifra arrasadora: un 65% de abstención.

La no participación es la gran triunfadora de la jornada. De las más de 9 millones de personas habilitadas para votar, lo hicieron solo 4.929.957. Una participación que alcanza un mísero 35%. Esta es una realidad que se parece consolidar cada 4 años en cada elección municipal.

Fuente: Servel

Desmenuzando la cifra, se ve cómo todos los partidos tradicionales perdieron miles de votantes en esta pasada.

En Chile Vamos celebran distintos “triunfos”. En Santiago (Felipe Alessandri), Providencia (Evelyn Matthei) y Ñuñoa (Andrés Zarhi) se consolidaron por sobre la Nueva Mayoría. Y, separados por partidos, la UDI y RN son los de mayor votación a nivel nacional. Sin embargo, ambas tiendas perdieron miles de votantes.

La UDI, el partido más votado en estos comicios con un 14,83% de los votos, perdió casi 300 mil votos en 4 años. Pasó de 997.036 a 690.209. Renovación Nacional consolidó el triunfo general de la derecha con el 12% de los votos. Sin embargo, sus 591.590 votos representan también una pérdida de 60 mil votos respecto de 2012.

En la Nueva Mayoría priman las caras tristes ante una clara derrota. Sobre todo en la Democracia Cristiana, que pese a mantener el tercer lugar a nivel nacional con el 11%, perdió más de 350 mil votos en 4 años. El PS, por su parte, perdió más de 168 mil votos y se quedó con el cuarto lugar nacional con el 8,3%.

La situación no cambia en el resto de los partidos. El PPD bajó en más de 92 mil votos: obtuvo 378.708 a nivel nacional, equivalentes al 5,7%. En el PR perdieron 35 mil votos, quedando con 147.198 y el 3,08%.

La única excepción a la regla es el PC, que aumentó su votación en casi 2 mil personas. En total obtuvieron 76.488 votos, el 1,6% a nivel nacional. Aunque los comunistas viven una situación contradictoria: Perdieron uno de sus bastiones (Claudina Núñez en Pedro Aguirre Cerda), pero consolidaron su liderazgo más visible, el de Daniel Jadue en Recoleta.

partidos

En total, Chile Vamos obtuvo un 38% de los votos y la Nueva Mayoría un 37%. La gran sorpresa es el 17% obtenido por candidaturas independientes, que aumentan respecto al 11% obtenido hace 4 años. La gran cara de estas cifras es, sin dudas, el autonomista Jorge Sharp, quién dio la gran sorpresa de la jornada venciendo a los candidatos de la derecha y el gobierno.