“Nuestra historia, como gente trabajadora, ha estado llena de adversidades, nunca la vida ha sido fácil para nosotros. Siempre nos ha tocado pelar la cebolla. De eso estamos hechos los proletarios y proletarias de la faz de la tierra”, partió diciendo el candidato a concejal por el Pacto Pueblo Unido y coordinador del Movimiento de Pobladores Ukamau, Aland Castro, a los vecinos y vecinas de Estación Central que llegaron a su sede en el Pasaje 39 de la Población Santiago.

El movimiento no tuvo la votación que esperaba, ya que Castro sumó un 2,24% de los votos y no le alcanzó para ser concejal. Además, la principal carta que tenían para la alcaldía, Doris González Lemunao, sumó un 8,21%, muy por debajo del actual alcalde UDI Rodrigo Delgado (48,64%) y la candidata del PS, Angélica Cid (39,07%).  Sin embargo, Castro dirigió unas palabras a su compañera: “La Doris representa a la mujer de esfuerzo, las jefas de hogar, las doblemente explotadas, ya que salen a trabajar y llegan a la casa a seguir siendo explotadas por la sociedad patriarcal que lamentablemente hemos construido todos nosotros los hombres”. 

Luego agregó: “Acá fue el bolsillo de ustedes el que financió todo esto, no hubo bolsillo de empresas, políticos, nadie que se la jugara por esto. Por eso los felicito y les agradezco, y la victoria final será de nosotros, los pobres de la Tierra”.

Así, dio la palabra a Doris González, quien, visiblemente emocionada, destacó la votación. “El 8% que logramos es algo importantísimo para seguir avanzando con nuestro proyecto político. Llegamos a golpear otras puertas, otra gente conoce el proyecto que tenemos, de una comuna en que participemos, en que los trabajadores y trabajadoras tengan un espacio”, dijo la pobladora.

Además tuvo algunas palabras en referencia al reelecto Rodrigo Delgado: “Al alcalde que nuevamente salió electo lo tienen de rodillas las inmobiliarias. A nosotros nadie nos tiene de rodillas, por el contrario, tenemos la frente en alto y podemos mirar a nuestras familias y las de nuestros vecinos, porque esto se construye desde la honestidad. Mañana nos levantaremos temprano nuevamente a trabajar, porque la lucha continúa”. Su discurso fue aplaudido y acompañado con gritos y cantos:

“Somos los hijos de este pueblo, hijos de la organización. Aquí estamos otra vez, aquí nadie se rindió, Ukamau está en la lucha popular. ¡Arriba los que luchan!”.

Tras los cantos, en los televisores de la Casa Ukamau aparecía el triunfo de Valparaíso y el discurso de Jorge Sharp. Fue aplaudido, e incluso se resolvió enviar un video de saludo al nuevo alcalde del Movimiento Autonomista y La Matriz de Valparaíso.

La gente después ya se empezó a despedir de Doris con fraternos abrazos. Una niña le preguntó si ahora podrían ir a comprar el pan juntas, mientras otro joven le pidió que le explicara más en profundidad el concepto del “duopolio”.

La pobladora recuerda anécdotas de campaña, de los abuelitos que les pedían que les ayudaran con las compras, la gente que les pedía carteles para instalar en sus casas o las decenas de votantes que llegaron el día de ayer a manifestarle su apoyo a la Escuela Carlos Condell.

También tuvo el apoyo de organizaciones de otros países, como los Trabajadores Sin Techo de Brasil y el Congreso de los Pueblos en Colombia. Federico Orchani, del Frente Popular Darío Santillán de Argentina, viajó por primera vez a Chile a compartir con la gente de Ukamau. “El sueño histórico de la Patria Grande no es solo un sueño, sino una necesidad. Nuestras luchas son muy similares. Es importante que nos apoyemos, aprendamos de nuestras experiencias. En Argentina ya aprendimos que la unidad es un valor, que como decía el revolucionario colombiano Camilo Torres: ‘Hay que saber prescindir de lo que nos separa y enfatizar lo que nos une’. Esa tarea no es menor“, dice.

Doris comparte el diagnóstico de la unidad y ve con optimismo la proyección del llamado Frente Amplio -integrado fundamentalmente por la Izquierda Libertaria, Revolución Democrática, Nueva Democracia y el Movimiento Autonomista-, si se logra integrar de manera aun más efectiva a movimientos como los de los pobladores. “Al menos lo de Jorge Sharp demuestra que vamos por ancho camino, como decía Víctor Jara”, asegura.