Si ayer mandó un mensaje a los estudiantes diciendo que desalojará cada colegio que sea tomado, este martes volvió a hacer duras declaraciones.

Develando su perfil de mano dura, Felipe Alessandri se fue con todo en contra del comercio callejero, incluida la comida.

“No tienen permiso ni resolución sanitaria. Yo no sé si ese ceviche tiene cadena de frío y los anticuchos no sé de dónde vienen“, aseguró en una entrevista con El Mercurio.

Además agregó que también perseguirá a los comerciantes de otro tipo de productos.

“Quiero un centro ordenado y limpio. Si vamos a autorizar comercio en la vía pública, que sea por una ayuda social, con regulación. Los permisos que se entreguen van a ser con un criterio objetivo. La gente la va a tener clarita. No quiero cosas pirateadas”, aseguró Alessandri.

Además anunció que el manual de sexualidad publicado por Carolina Tohá no será impreso nuevamente para así limitar su difusión.