A solo dos días de ser electo alcalde de Santiago, el RN Felipe Alessandri está dando que hablar por sus “novedosas” propuestas y declaraciones, al más puro estilo de su mentor Sebastián Piñera.

Abogado, el nuevo edil estudió en el Nido de Águilas, colegio ubicado en Lo Barnechea y donde llega la élite de la élite nacional. Tras ser electo dos veces concejal por Santiago Centro, postuló este 2016 a la alcaldía. Nadie le tenía mucha fe, pero en una jornada donde se abstuvo el 80% de los votantes de la comuna, Alessandri derrotó con claridad a Carolina Tohá y asumirá el sillón municipal el próximo 6 de diciembre.

Desde las ortigas para evitar el “sexo desenfrenado” en el Parque Forestal hasta la tolerancia cero con graffitis, pasando por el “colegio tomado, colegio desalojado”. Aquí presentamos las medidas más retrógradas del nuevo alcalde:

1. Ortigas contra el sexo desenfrenado

Era el año 2014 y el entonces concejal fue noticia por una medida llamativa: plantar ortigas en el Parque Forestal para evitar las supuestas orgías desenfrenadas.

“Antes tenían sexo con respeto, escondidos, pero ahora es una película porno, en vivo y en HD”, dijo en su momento Alessandri en el programa Vigilantes de La Red. Entrevistado por The Clinic, insistió: “Los vecinos del parque ya no dan más, es pan de cada noche, y a veces del día que varios grupos lleguen al parque a hacerse ojitos. Llegan, se miran, uno se masturba por acá el otro por allá y después se juntan a hacer verdaderas orgías en nuestro parque”.

Ya como candidato a alcalde, tuvo otra propuesta novedosa, esta vez para combatir la prostitución: sacar fotografías de los autos y enviarlos a las casas.

2. Contra el manual de sexualidad

“Se está diciendo claramente: si no quieres quedar embarazada, ten sexo anal”, dijo el nuevo edil sobre el manual de 100 preguntas de sexualidad difundido por la Municipalidad durante la gestión de Tohá.

El libro explica directamente y sin tapujos varias preguntas que se hacen niños y adolescentes sobre sexualidad, además de abordar las distintas orientaciones sexuales (LGBTI) y explicar con lujo de detalles la utilidad del cuidado para la actividad sexual. Esto, obviamente, encendió todas las alarmas en el conservadurismo recalcitrante de Chile, incluido Alessandri.

El nuevo edil confirmó que no continuará entregando el manual.

3. Mano dura Alessandri contra los peligrosos graffitis y anticuchos

“Quiero un centro ordenado y limpio. Si vamos a autorizar comercio en la vía pública, que sea por una ayuda social, con regulación. Los permisos que se entreguen van a ser con un criterio objetivo. La gente la va a tener clarita. No quiero cosas pirateadas”, dijo el alcalde electo a El Mercurio.

Todo comercio callejero será perseguido es lo que da a entender Alessandri, incluida la comida. “Yo no sé si ese ceviche tiene cadena de frío y los anticuchos no sé de dónde vienen”, dijo.

En su programa, se extiende al respecto: “El concepto es ordenar y regular el caos que hoy existe en la comuna”. Otro punto llamativo: “Tolerancia cero al graffiti”.

/ Agencia Uno

/ Agencia Uno

4. Contra tomas y que los padres paguen destrozos

Simple y claro: “Colegio tomado, colegio que voy a desalojar”, dijo ayer Alessandri. La política de mano dura se extenderá al área estudiantil, sin excepciones. “A mí me encanta la democracia, pero las tomas son antidemocráticas”.

En su programa se extiende con un polémico programa llamado “Rompe-Paga“: que los padres firmen una carta que los hará responsables de los destrozos realizados por los alumnos. “Nunca más se gastarán más de mil millones de pesos de los vecinos en un año, para reparar un liceo destruido por sus propios alumnos”, dice.

5. La “incivilidad” de los inmigrantes

En entrevista con Cooperativa, Alessandri aseguró que Santiago será una comuna para todos los inmigrantes y que perseguirá a arrendatarios abusivos que tiene a muchos extranjeros viviendo en condiciones de hacinamiento.

Inmediatamente después, reclamó contra las “incivilidades” que cometen los inmigrantes, como hacer asados en la calle o poner música…

Vamos a “trabajar con la población migrante: incluirlos en los colegios, en los consultorios, y darles espacio, pero también fiscalizar a los que cometen incivilidades“, dijo.