El promedio mundial de concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera alcanzó por primera vez en el año 2015, la cifra histórica de 400 partes por millón. El año 2016, sin embrago, será el primer año en la historia moderna en que el promedio global supere este nivel en su totalidad, como consecuencia de un potente fenómeno de El Niño, según indica la Organización Meteorológica Mundial (OMM), en su boletín anual sobre los gases de efecto invernadero.

Los niveles de CO2 ya habían alcanzado previamente la barrera de 400 ppm durante ciertos meses del año y en algunos lugares del planeta, pero nunca el promedio global había estado por sobre dichos niveles durante todo el año. La estación mas importante de monitoreo de gas de efecto invernadero, ubicada en Mauna Loa, Hawai, predice que las concentraciones de CO2 se mantendrán por encima de 400 ppm el resto del 2016 y no bajaran de ese nivel durante muchas generaciones futuras.

La aceleración del crecimiento en el CO2 fue impulsado por el fenómeno de El Niño, que se inició en 2015 y tuvo un fuerte impacto hasta bien entrado el año 2016. Esto provocó sequías en regiones tropicales y la reducción de la capacidad de los “sumideros” de carbono, como los bosques, la vegetación y los océanos. Estos fregaderos absorben actualmente alrededor de la mitad de las emisiones de CO2, pero hay un riesgo de que puedan llegar a saturarse, lo que aumentaría la fracción de dióxido de carbono emitido, que permanece en la atmósfera, de acuerdo con el Boletín de gases de efecto invernadero.

De acuerdo a la OMM, entre 1990 y 2015 hubo un aumento del 37% del forzamiento radiativo, es decir cualquier cambio en la radiación (calor) entrante o saliente de un sistema climático, a causa de los gases de efecto invernadero de larga vida, como el CO2, metano (CH4) y óxido nitroso (N2O) procedentes de actividades industriales, ganaderas, agrícolas y domésticas.

“El año 2015 marcó el comienzo de una nueva era de optimismo y acción contra el cambio climático, en parte gracias al acuerdo firmado en París. Pero por otra parte, también pasará a la historia como el comienzo de una nueva era, en cuanto a la realidad del cambio climático, debido a las concentraciones récord de gases de efecto invernadero”, dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas. Agregando que”El fenómeno de El Niño ha desaparecido. El cambio climático no”.

De acuerdo al boletín, el nivel preindustrial de aproximadamente 278 ppm de CO2 representaba un equilibrio entre la atmósfera, los océanos y la biosfera. No obstante actividades humanas, como la quema de combustibles fósiles, han alterado el equilibrio natural y en 2015 se registró a nivel mundial un promedio de CO2 144 por ciento mayor a de niveles pre-industriales. A su vez, el aumento de CO2 entre 2014-2015 fue mayor que el año anterior y la media de los 10 años anteriores.

Ante este escenario, Taalas señaló que “es de suma importancia que el Acuerdo de París entre en vigor antes de lo previsto, y que los países den vía rápida a su implementación y cumplimiento.”