Como un triunfo definieron los miembros del Sindicato N°1 de Trabajadores de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso -compuesto por más de 531 socios- la última oferta presentada por el gobierno universitario a sus demandas.

Hoy lunes 25 terminó una huelga de más de tres semanas, que comenzó el martes 11 de octubre y que contaba también con el apoyo del estamento estudiantil, conducido en su federación por Camila Lucero (Izq. Libertaria). La asamblea aprobó la oferta que concordaba un mejoramiento sustancial en salarios y remuneraciones, además de recuperar beneficios históricos para los trabajadores.

“Lo más importante de esta huelga es la cohesión, organización, la mística, la fraternidad y la solidaridad con que nuestra organización planteó este proceso, que era mucho más allá de una reivinidcación económica, si no también tenía como elemento central la dignificación de los trabajadores”, señaló Osvaldo León, presidente del sindicato, en un video subido por el Facebook Lucha Sindical.

Los trabajadores obtuvieron un contrato colectivo para los años 2016-2018 que los dejó en muy buen pie, tras la huelga, para reivindicar el derecho político de los trabajadores de la PUCV.

“El sindicato ha dado una prueba fundamental, principalmente en un acto de refundación generacional que mantiene las raíces vivas de quienes dieron origen a esta organización”, finalizó León.

Mira el video de Osvaldo León acá: