Esta tarde la Corte de Apelaciones de Temuco debió resolver respecto a la problemática decisión del Juzgado de Garantía de esa ciudad que, la semana pasada, dejó en libertad previo paga de una fianza, a tres de los acusados del caso Luchsinger-Mackay, pero dejando a la machi Francisca Linconao con arresto domiciliario total. Esto planteaba un problema a la Corte ya que, al estar procesados bajo la ley antiterrorista, debe existir unanimidad de los mixtos.

Así, la Corte de Apelaciones decidió unificar criterios y revocó la decisión de la semana pasada por un voto en contra. Así, tanto la machi Francisca Linconao, como Eliseo Catrilaf Romero, Aurelio Catrilaf Parra y Hernán Catrilaf Yaupe deberán regresar a la cárcel a cumplir prisión preventiva a la espera del juicio.

La misma semana pasada una comisión del Colegio Médico de Chile visitó a la Machi para constatar su estado de salud. La comitiva fue integrada por Rosa Villa, Enrique Morales y Jeannette Rosentreter Zamora, miembros del Departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico y del Colegio de Psicólogos. Así, se constató que la Machi enfrenta un complicado estado de salud, con afectaciones como gastritis erosiva antral crónica, hipertensión arterial crónica, lumbago mecanopostural, síndrome depresivo-ansioso, hombro doloroso leve y grave baja de peso. Durante su prisión preventiva, además, se han agregado dolencias como la osteoporosis lumbar más osteopenia en ambas cadera, ambas con un alto riesgo de fractura,

Durante la breve estadía en su domicilio, la machi Francisca grabó un video publicado por Prensa OPAL donde agradeció el apoyo de la gente que se ha movilizado por su libertad. “Sigo delicada de salud y tengo que hacerme el tratamiento con machi aquí en mi casa, por un largo tiempo para mejorar. Yo soy inocente de lo que me imputan y no puedo volver a la cárcel. Les pido que sigan apoyándonos, por favor, sean mapuche o no”.

Mira el video acá: