Hace semanas que se rumoreaba en los pasillos de Canal 13, propiedad de Andrónico Luksic, la llegada de una masiva ola de despidos que afectaría a trabajadores de todas las áreas.

Tras la salida de Cristián Bofill de la dirección ejecutiva a principios de octubre sólo se esperaba el fin de la grabación de la teleserie “Preciosas” y las elecciones municipales para concretar las drásticas medidas que, supuestamente, buscan mejorar la posición económica de la estación.

Así las cosas, este miércoles se inició el despido masivo de trabajadores, medida implementada por el directorio que encabeza René Cortazar, exministro de Transportes en épocas del Transantiago.

Entre los afectados está el locutor Iván Moya, histórica voz del ex canal del angelito. Según detalla El Filtador más de 40 empleados han sido despedidos y varios más se sumarían hasta el viernes.

Según detallan, el canal repartió a cada jefatura una “lista negra” donde se definen las personas que deben abandonar sus cargos.