El Crédito con Aval del Estado (CAE), fundado por el gobierno de Ricardo Lagos como punta de lanza para incrementar el acceso a la universidad, se convirtió a los pocos años en una pesadilla para los estudiantes. 10, 15, 20, 25, 30 millones de deuda en algunos casos en carreras que no tributan dinero necesario para pagarlo.

Sin embargo, podría estar llegando a su fin. Pero no para sustituirlo definitivamente con la gratuidad, sino por otro crédito de bajo interés donde la banca -que presta el dinero en el CAE- no esté involucrada.

Esto según un documento entregado por la División de Educación Superior del Mineduc al CruCh que publica La Tercera. En él se explica que el nuevo método excluirá “a los bancos de la operación” y que será “manejado por una agencia estatal, con potestades de cobro a través del sistema de impuestos”.

Se presume que tendría una tasa de interés cercana al 2%.

El nuevo sistema contaría con un cobro que se realizaría según el ingreso de las personas, dijo Alejandra Contreras jefa de la Divesup.

Lo importante es que se decide eliminar el CAE y se está trabajando en un nuevo sistema de crédito que esté en manos probablemente de una agencia pública y que tenga posibilidades de poder hacer cobranzas a través del Servicio de Impuestos Internos”, recalcó.