El sábado, España tendrá presidente después de 10 meses de incertidumbre política. Tras dos elecciones sin mayorías sostenibles por sí solas, finalmente el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) decidió abstenerse y permitirá que Mariano Rajoy (Partido Popular) sea investido nuevamente como presidente.

El anuncio de los socialistas vino después de un “golpe interno” contra la gestión del secretario Pedro Sánchez, que se opuso a una alianza “a la alemana” entre la derecha y la socialdemocracia del país europeo. Pero los meses de incertidumbre sin gobierno -y la constante presión de la élite para que se abstuvieran- fueron más y finalmente el PP gobernara por cuatro años más. El acuerdo es que el PSOE se abstenga en la sesión de mañana sábado.

La investidura, sin embargo, empezó ayer, con grandes momentos para el recuerdo. Uno de ellos fue el discurso del líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, quien disparó sin filtros contra todos.

“El orden reina en Madrid. Lo que no consiguieron en las urnas lo han conseguido en los despachos. Esta investidura es un trámite para ustedes (en referencia al PP), un trámite desagradable para Ciudadanos, y un trámite vergonzoso para el PSOE”, partió diciendo Iglesias. En relación al pacto entre el PP, Ciudadanos y el PSOE, afirmó que “la triple alianza tiene 15 millones de votos, pero se dejan fuera a las naciones sin Estado, a los menores de 45 años y a las grandes ciudades. Hay una gran diferencia entre lo que representan ustedes y nosotros”.

Entonces, Iglesias hizo referencia a la continuidad del régimen post franquista en España: “Parece que las dos únicas instituciones que sobreviven en España son la monarquía y el Partido Nacionalista Vasco, bien unidos por la Cruz de Borgoña”, dijo, en referencia al tradicional símbolo de la monarquía hispánica. Y siguió: “El señor Esteban (N. de la R.: Aitor Esteban, vocero del PNV) que la conoce bien sonríe. Albert Rivera tendrá que buscar qué es en Google“, afirmó ganándose las risas de los asistentes. Entonces, el líder de Ciudadanos es enfocado por la Cámara justo cuando dice claramente “vaya gilipollas”.

Después se refirió a que sea el PP el partido que vaya a gobernar España, pese a conocerse distintos casos de corrupción que involucran a la tienda de derecha. Entonces es cuando se mandó otra frase para el bronce: “Hay más delincuentes potenciales en esta Cámara que ahí afuera”. Ahí fue cuando colmó la paciencia de los presentes, que cambiaron las risas por las pifias. La presidenta de la Cámara, Ana Pastor, le recriminó sus palabras diciendo que por el Reglamento del Congreso debe respetar el honor de sus integrantes. La respuesta fue aún mejor: “Me debo al honor de mi patria y los ciudadanos de este país, no al honor de esta Cámara”.

Iglesias no paró: “Le recomiendo a sus señorías del PP que cuando se pronuncie en este Hemicilo la palabra ‘delincuentes’ ustedes se callen”.

Revisa acá algunas de las intervenciones de Iglesias, recopiladas en eldiario.es:

Por último, el mismo medio hizo una genial recopilación de los mejores momentos de la sesión de investidura: