El cantante norteamericano Bob Dylan puso fin a semanas de silencio e incertidumbre en torno al Premio Nobel de Literatura con que lo condecoró la academia sueca. “Por supuesto que lo acepto, agradezco mucho el honor”, dijo la figura folk al diario británico The Telegraph.

Días después del anuncio del Nobel a Dylan, miembros de la academia sueca aseguraron que no habían podido comunicarse con el cantante. Incluso algunos lo acusaron de “arrogante” y de “mala educación”.

Pero fue el propio cantante quien le puso fin a los rumores de que no le importaba el premio. “La noticia del Premio Nobel me dejó sin habla”, le dijo el músico a Sara Danius la secretaria de la Academia.

Eso sí, Dylan advirtió que “Los académicos deberían saber. Realmente no estoy calificado, no tengo ninguna opinión”. Consultado sobre las letras de sus canciones que lo llevaron al premio, dijo: “Voy a dejar que otras personas decidan lo que son”.

Al anunciar el premio para el cantante, la academia sueca aseguró que Dylan “ha creado nuevos modos de expresión poética dentro de la gran tradición de la música estadounidense”, comparando sus canciones con los versos de Homero. “Blind Willie, The Ballad of Hollis Brown, Joey, A Hard Rain, Hurricane, y algunas otras, son de valor homérico”, reconoció el Nobel de Literatura.