Cuatro días duró el fin de semana largo entre el viernes 29 de octubre y el martes 1 de noviembre. El fenómeno fue aprovechado por muchos/as capitalinos/as para descansar fuera de la ciudad y, de paso, hacer que la ciudad también descanse. Así se ve Santiago sin santiaguinos.

Agencia Uno

Agencia Uno

 

Agencia Uno

Agencia Uno

 

Agencia Uno

Agencia Uno

 

Agencia Uno

Agencia Uno

 

Agencia Uno

Agencia Uno

 

Agencia Uno

Agencia Uno

 

Agencia Uno

Agencia Uno

 

Agencia Uno

Agencia Uno