En entrevista con CNN Chile, la vocera de la coordinadora No + AFP se refirió a la jornada de movilización, paralización y protesta convocada contra el sistema de pensiones.

En la conversación, el periodista Claudio Salinas le insistió en más de una ocasión en que el movimiento se había radicalizado y sacó en cara la violencia de barricadas y quema de buses.

Sin avalar, uno también se explica el porqué del malestar, la rabia. Yo no estoy justificando, hay una distancia bien grande entre una barricada respecto de otras expresiones que han surgido y que nos preocupan. Y así como el gobierno amenaza con investigar, nosotros se lo exigimos”, afirmó Espinoza, para después agregar que “cuando terminamos hablando de la violencia, le hacemos el juego a quienes no quieren que esto cambie”.

Entonces es cuando Salinas le pregunta directamente: “¿No cambiaron ustedes el discurso llamando a tomarse los colegios?”.

Espinoza, sin inmutarse, aseguró que se trató de una distorsión del llamado de la coordinadora. “Lo que llamamos fue a la huelga y al paro nacional, que sí, es una medida de fuerza de una marcha de movilización pacífica. Esto significa no ir a trabajar, no enviar niños al colegio. De no poder, hacer jornadas de reflexión. Nosotros no llamamos a tomarse los colegios”, señaló.

“Nuestra gente y muchos chiquillos que se sumaron están enrabiados porque la violencia es permanente hacia nosotros”, dijo, para pasar a criticar que se centre en eso y no en el tema de fondo. “Están tan preocupados de desvirtuar esto… ¿acaso no es violento que nuestras viejas reciban una pensión de 100 mil pesos al mes? Obviamente no vamos a legitimar la violencia, pero la violencia que vivimos todos los días es de parte de quienes tienen el poder y que avalan esto, que personas de tercera edad recogen comida en la feria para alimentarse”, afirmó Espinoza.

Entonces, Salinas continuó preguntando sobre la propuesta de un sistema de reparto tripartito, modelo que, según el gobierno, afirmó está quebrado en otros países. “Eso es una falacia, le pido al gobierno que tenga coherencia. No estamos hablando de una cosa loca, sino de algo que prevalece en la mayoría de los países del mundo”

Sobre el proyecto que subirá la pensión solidaria a partir de enero de 2017, Espinoza disparó con todo contra una medida que consideró “parche”: “Mejorar en 10% la pensión solidaria son 10 mil pesos mensuales, por favor, además es de costo a impuestos generales. La presidenta tiene la oportunidad histórica de resolver un problema que ya es de sentido común. Las AFP tienen tasas de rentabilidad de 25%, ninguna empresa en el mundo tiene unas rentas así porque es abusivo. Tienen permiso pasa lucrar con derechos humanos (…) el gobierno debe entender que la solución pasa por terminar con las AFP”.

“El Estado sigue subsidiando pensiones de miseria. No hay voluntad y mientras no la haya, no nos queda otro camino que seguir movilizándonos y tendríamos que seguir parando”, finalizó la vocera de la coordinadora.