Hasta las puertas del palacio de La Moneda llegaron los dirigentes de la coordinadora No + AFP para entregarle una carta a la presidenta Michelle Bachelet.

La jornada ha estado marcada en una amplia convocatoria al paro nacional productivo convocado por No + AFP, al que se han sumado los empleados públicos, la Confech, portuarios y distintos trabajadores y trabajadoras a lo largo de Chile.

En el emplazamiento realizado al gobierno de la Nueva Mayoría, llaman a la presidenta a “escuchar la voz de los ciudadanos y a no seguir justificando un sistema de pensiones que ha demostrado en la práctica, que atenta contra la calidad de vida de la familia chilena”. Además, piden que a través de un plebiscito nacional se la ciudadanía la que decida si ponerle fin o no al sistema de AFP: “Queremos el derecho a elegir un sistema de seguridad social que resguarde los fondos previsionales de propiedad de los trabajadores”, dice la misiva.

“El gobierno trabaja para aumentar el salario de los funcionarios públicos y nos hemos hecho cargo de las pensiones bajas con el envío de un proyecto de ley que aumentará la pensión básica solidaria desde enero del próximo año”, dijo esta mañana la presidenta Bachelet, en referencia al proyecto que, según Luis Mesina, vocero de No + AFP, “significa casi $9.300 pesos en aumento que son francamente indignos, estamos hablando en concreto de $ 260 pesos diarios para las personas”.

A las críticas a la violencia que hizo la propia Bachelet esta mañana por Twitter también le respondió Mesina por la propia red social: “Si las marchas pacíficas hacían mas claras la voz por mejores pensiones, por qué después de dos meses aún no nos responde?”, dijo el vocero.