Durante la tarde de ayer Johana Abigail Soto Alarcón fue encontrada muerta en la Villa Primavera de Quillota, ubicada en el sector del Hospital. El asesinato de Johana, caracterizado como femicidio, fue cometido por su pareja y de acuerdo a la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres es el crimen número 46 de este tipo en lo que lleva el año 2016.

Las primeras indagatorias de la policía señalan que Johana habría sido estrangulada por un cable de televisión. La mujer de 24 años tenía dos hijas de 3 y 4 y se encontraba con 3 meses de embarazo. El crimen se reveló luego de que su actual pareja, Johnny Jorquera, fuera encontrado grave pero sin peligro de muerte en el área rural de Rungue, en Til Til, luego de haber consumido una gran cantidad de somníferos. Jorquera confesó el crimen y esta mañana fue pasado a control de detención por la Fiscalía.

A través del medio Soy Chile, el gobernador de Quillota César Barra señaló que Johana Soto había perdido contacto con su familia antes del mediodía, por lo que se presume que su femicidio fue perpetrado en esas horas. Además, durante la noche de ayer un grupo de vecinas de la Villa Primavera realizó una velatón exigiendo justicia en su caso.