Este lunes en la mañana el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó una querella por secuestro calificado, o desaparición forzada de personas. Se trata del caso de Hugo Arispe Carvajal, detenido en el Centro Penitenciario de Acha, ubicado en la Región de Arica, y desparecido desde el 14 de enero de 2001. Se trata del primero de tres casos, que se conoce, de detenidos desaparecidos ocurridos en democracia.

Según informa BíoBío, Arispe Carvajal, quien trabajaba como cuidador de autos, habría sido detenido cuatro días antes por Carabineros, con el argumento que se encontraba en estado de ebriedad en la vía pública. Al no contar con el dinero suficiente para pagar la multa por su falta, Arispe fue llevado a la cárcel. Desde ese momento, se perdió su rastro.

Dentro del penal Acha, la versión plantea que a Arispe lo habrían aislado y castigado con una golpiza en la participaron a los menos cuatro gendarmes del denominado Grupo de Reacción, especializado en amagar riñas y hechos violentos que ocurran en la cárcel .

De acuerdo a la familia de Arispe Carvajal, han encontrando todo tipo de dificultades e irregularidades en el proceso. Por ejemplo, que habían pasado 52 días cuando una sobrina y el hermano de Arispe pudieron entrevistarse con el alcaide de la época, quien les mostró los libros de registros –que fueron adulterados, según las investigaciones- y facilitó el acceso al lugar donde son guardadas las pertenencias de los internos. En ese lugar encontraron la cédula de identidad de Hugo Arispe Carvajal.

“Las versiones contradictorias de los gendarmes, la negación permanente de los hechos por parte de guardias del recinto, la adulteración de documentos y los testigos que hablan de la golpiza y eventual muerte de Arispe al interior del penal, van configurando una situación que la legislación chilena califica como un delito de secuestro calificado, pero que conforme lo indica la legislación internacional, constituye un caso de desaparición forzada de personas, toda vez que la víctima no aparece desde que se perdiera toda noticia de su paradero, en circunstancias en que se encontraba bajo custodia de agentes del Estado”, denuncian comunicado del INDH.