Las declaraciones y provocaciones que ha realizado Donald Trump durante toda su campaña lo tienen en el ojo del escándalo y de la crítica. Principalmente porque a todas luces es una persona machista, racista e imprevisible. Por esto, frente a él, la figura de su contendora, Hillary Clinton, parece la alternativa más sensata. Sin embargo, en la realidad, la candidata no genera grandes entusiasmos y en muchos casos se ve como el mal menor.

Si bien el carácter y las posiciones de Trump han generado susto en gran parte de la prensa y en los mercados, parece necesario también detenerse a observar el historial de Clintor para recordar algunos aspectos de su trayectoria que quizás no son tan conocidos.

Así lo refleja la periodista en materia internacional Olga Rodríguez, de eldiario.es, en su columna de opinión. En ella la comunicadora realiza una revisión del “pasado menos conocido de la candidata demócrata, sus mayores donantes y cómo éstos han condicionado aspectos de sus posturas en política económica y social”.

Además, establece que “los Clinton han recaudado en total 3.000 millones de dólares, gran parte de donaciones de grandes corporaciones y multimillonarios. Ni siquiera tres generaciones de los Bush han logrado alcanzar semejante cifra”.

“Que Hillary Clinton es la candidata de Wall Street no lo duda nadie, y sus propios simpatizantes lo reconocen. No en vano,  tres de las cinco entidades individuales que más donaciones han aportado a Clinton han sido bancos de Wall Street. Y no cualquier banco: Goldman Sachs, Citibank y JP Morgan”, comienza detallando Rodríguez en su artículo.

Si quieres continuar leyendo la columna completa pincha aquí.