El descalabro de la Nueva Mayoría por la votación del reajuste del sector público suma cada día un nuevo capítulo. Esto porque la crisis al interior de la coalición gobernante los ha transformado en oficialismo y oposición a los distintos partidos que son parte del gobierno.

Tras el rechazo del veto aditivo al reajuste del sector público, los presidentes Carolina Goic (DC), Gonzalo Navarrete (PPD), Isabel Allende (PS), Ernesto Velasco (PR), Cristián Tapia (MAS), y Francisco Parraguez (IC) afirmaron a través de una carta en conjunto que lamentan “la decisión corporativa del Partido Comunista de votar en bloque en contra de su propio gobierno, fuera de los márgenes de lo acordado por todas las colectividades”.

Pero los seis votos del PC en rechazo al veto no fueron los únicos, puesto otros 15 diputados de la Nueva Mayoría votaron en contra, incluidos siete de la Democracia Cristiana.

Sobre esta hostil situación que estaría viviendo el Partido Comunista al interior de la Nueva Mayoría se refirió la diputada Karol Cariola, en entrevista con radio La Clave. “Es importante que la gente sepa que si los comunistas votábamos a favor, el reajuste igual se rechaza. En todos los partidos hubo votos en contra, es re fácil decir hacemos la autocrítica y después decir ‘aquí están los malos’ y apuntarnos con el dedo. Lo que se ve detrás es la intención de aislar nuestras posiciones y eso no lo vamos a aceptar. No somos ni más ni menos que los otros partidos. Nadie puede desconocer que el PC ha sido uno de los partidos más leales con la presidenta”, afirmó.

Cariola recordó que la reunión del lunes en la noche en La Moneda, donde los presidentes de partido recibieron la propuesta del veto aditivo, Guillermo Teillier (presidente del PC) nunca comprometió los votos de la bancada. “Quedaron todos de evaluar con sus bancadas si les parecía suficiente. El presidente del PC dijo en la reunión y a la salida, él nunca comprometió los votos de la bancada, es cosa de revisar las declaraciones a la salida de la reunión. Íbamos a evaluar nueva propuesta que no tiene nada nueva. No dijo que no, pero tampoco dijo que si”, afirmó la diputada.

Efectivamente, a la salida de la reunión del pasado lunes, Teillier dijo literalmente: “Yo creo que nadie está satisfecho con el acuerdo. Lo que nos compromete este acuerdo, es a buscar las posibilidades de que se apruebe el reajuste. Yo no sé cómo va a votar mi bancada, voy a discutir con la bancada mañana (martes) y en ese momento vamos a determinar”.

“Nuestros votos nunca estuvieron comprometidos. Se nos acusa de chivo expiatorio, se nos culpa de que votamos todos iguales, porque discutimos en conjunto, pero la mitad de la bancada de la DC votó en contra”, agregó Cariola.

Sobre la larga negociación del reajuste, que tiene a los trabajadores del sector público en paro, la diputada y ex dirigenta estudiantil criticó “la tozudez” del ministro Valdés por no querer moverse de la propuesta del 3,2% y acusó falta de voluntad política para solucionar el conflicto.