La paralización de funcionarios públicos que está viviendo el país muchas veces despierta la crítica de algunos sectores que consideran la medida como perjudicial para la ciudadanía.

Uno de ellos es José Antonio Kast, actual diputado independiente y ex UDI, quién comparó las consecuencias de la paralización con el caso de colusión del papel confort y de los pollos, que afectó a miles de consumidores y le significó ganancias millonarias a las empresas involucradas.

De todas formas, parece que esta visión no es de las mayoritarias entre la ciudadanía. Así por lo menos lo reflejó hace dos días la encuesta de Cooperativa e Imaginacción, en la que se concluye que un 57,4% de chilenos aprueba el paro por mejoras salariales en el contexto de la discusión del Presupuesto 2017.

En cambio, un 41% de los consultados se manifestó contra la movilización, que significa problemas en las atenciones de salud, trámites en diversos servicios y no retiro de basura, como por ejemplo ha pasado en la comuna de Santiago.