Donald Trump fue elegido como presidente el martes por la noche y Estados Unidos se está dando cuenta que las primeras consecuencias son sociales.

Personas a lo largo del país han registrado a través de las redes sociales escalofriantes hechos de hostigamiento, discriminación y violencia perpetrados por blancos.

Cada fotografía y relato de este compendio -realizado por usuarios de Twitter- acumula miles de reacciones en las redes sociales y muchos temen que sea sólo el inicio de la violencia desatada contra las minorías durante el mandato de Trump.

Con esto queda claro que la elección del magnate sirvió como una brutal validación de los discursos machistas, xenófobos y racistas presentes en la sociedad estadounidense.

As I’m stopped at a gas station this morning, a group of guys yell over: “Time to get out of this country, Apu!”

Day 1.

“Mientras me detenía en una estación de bencina, un grupo de tipos gritó: “¡Tiempo de irte a tu país, Apu!. Día 1”.

 

“Ni siquiera 24 horas aún y una amiga de mi hermana, que es musulmana, fue amenazada con un cuchillo por un fan de Trump mientras andaba en el bus en el campus de la UIUC (Universidad de Illinois)”.

 

Video del auto de un afroamericano rayado con “negro” y “Trump”.

 

“#DonaldTrump ganó la elección y la gente blanca aún no sabe cómo actuar. Este chico blanco me dijo que era un negro y que debía estar recogiendo algodón”.

 

 

“Mi mamá literalmente me acaba de enviar un mensaje: “no re pongas el Hijab, por favor” y es la persona más religiosa en nuestra familia”.

 

“Autoridad educativa en Pennsylvania admite que estudiantes blancos cantaron: recolector de algodón, eres un negro, Heil Hitler”.

 

 

“Tres de mis amigos musulmanes, a quienes nunca he visto sin su Hijab, vinieron a la escuela sin él hoy, porque estaban muy asustados”.

“Hoy fui acosada por un viejo blanco que supuso que era mexicana. “No puedo esperar hasta que Trump nos pida violar a tu gente y mandarlos de vuelta al otro lado del puto muro que vamos a construir. Vuélvete al infierno, espalda mojada”. Después de decir todo eso, me lanzó agua en mi cara, me levantó el dedo del medio y corrió. Me tomó mucho esfuerzo no decirle nada ni lanzarme sobre él. Ahora estoy llorando. Nunca había estado tan aterra de ser mujer y minoría hasta hoy”.

 

 

“Afuera del cuarto de rezo de la Asociación de Estudiantes Musulmanes. Ni siquiera tras 24 horas después de la elección”.

“Estoy en la ciudad y un grupo de chicos blancos están mirando una mujer con un vestido. Todos entramos al metro. Cuando ella pasa frente al grupo, uno de ellos gritó que le agarraran la vagina. Uno de los tipos trató de abusarla. La mujer gritó y los tres tipos se rieron. Un grupo de personas y yo, literalmente, lanzamos a los tres hombres fuera del metro. Estados Unidos está pensando que esta mierda es una broma”.

 

 

“Acabo de vivir una de las PEORES COSAS de toda mi vida. Mientras echaba gas, un vehículo se estacionó cerca de mí, con cuatro tipos, todos caucásicos. Entonces comenzaron a hablar de la elección y cómo estaban dichosos de que no tendrían que lidiar con negros por mucho tiempo más. Yo me quedé quieta, hasta que uno se acercó y me dijo: “Tan asustada que está, perra negra. Te podría matar aquí mismo, eres un desperdicio”. No dije nada, mantuve mi cabeza gacha. Entonces comenzó a decir: “Qué, ¿eres sorda o algo, negra?”. Entonces otro de los tipos aparece y me muestra su pistola y dice: “eres afortunada de que haya testigos o sino te mataría aquí mismo”. En ese momento, ya tengo lágrimas en los ojos, hasta que se van. Llamé a la policía pero estoy temblando, confundida. ¿Así va a ser Estados Unidos de aquí en más?”.

“Las vidas de los negros no importan, tampoco sus votos”, dice este graffiti en referencia al movimiento Black Lives Matter.

 

Una chica que dividió la pieza que comparte con una latina. “María, Trump ganó así que aquí una muestra de lo que vendrá. #Muro”.