La Nueva Mayoría debe estar desesperada. Malos resultados en las elecciones municipales, pugnas internas entre el progresismo y los conservadores, un paro por el reajuste que tensiona la situación y que el principal pre-candidato a presidente (Ricardo Lagos) no prende ni con bencina, son solo algunos de sus problemas.

Sobre ello, salió a hablar el senador PPD Guido Girardi, partido que ha apoyado a Lagos en su intentona presidencial. Según Girardi el ex mandatario tiene en sus manos una decisión clara: ser Bernie Sanders o Hillary Clinton.

“Yo creo que la visión de establishment que no fue capaz de entender el mundo que venía fue Hillary Clinton. En las primarias, el Partido Demócrata perdió la oportunidad de tener un líder como Bernie Sanders, que sí estaba conectado con la nueva sociedad. Y Lagos debe resolver si quiere ser Hillary o Sanders. Lagos debe ser Sanders. Creo que Trump fue capaz de dar una respuesta —que no me gusta, porque la encuentro populista— a una insatisfacción profunda de la sociedad y a un quiebre con la sociedad. Por eso, creo que Ricardo Lagos debe tomar las decisión de ser el líder del mundo que se va o del mundo que viene”, dijo en entrevista con El Mercurio.

Para el parlamentario “está muriendo la vieja civilización y está intentando emerger la nueva cultura. Para mí, esto es clave en todos los aspectos del futuro de Chile, porque el triunfo de Donald Trump en Estados Unidos constituye una crítica a una élite, o al establishment, a instituciones, a intelectuales, a científicos y a medios de comunicación, que no fueron capaces de leer las señales del cambio y que más bien se quedaron anclados en la vieja civilización, marcada por el pensamiento cartesiano, vertical, jerarquizado. Y el mismo debate, que también veo en Europa y simbolizo en el Brexit, lo veo en Chile”.

Sobre el fenómeno de Alejandro Guillier, que ha superado en los sondeos -en la intención de voto- al ex presidente, Girardi puso algunos matices.

“No tengo ninguna duda de que Guillier representa también el castigo a una cierta sociedad progresista que siente que su élite no fue capaz de dar respuestas adecuadas a sus expectativas. Por una parte, es evidente que Alejandro Guillier ha ganado una legitimidad muy importante en el mundo ciudadano, pero él tiene también que demostrar que tiene capacidad de gobernar en la complejidad del siglo XXI. Lagos, por otra parte, creo que más bien inspira a mucha gente una cierta certeza y garantía de gobernabilidad, pero su desafío es recuperar la confianza de su mundo y su espacio cultural progresista”, comentó.

En ese contexto, Girardi dijo que las opiniones de Lagos sobre las AFP y el aborto, van en el camino correcto.

“Yo quiero valorar que Ricardo Lagos en el último tiempo haya abandonado su sitial de confort en la representación de algo que, creo, nadie pone en duda: que es una persona inteligente, con liderazgo, con capacidad de decisión y que tiene, por así decirlo, el respaldo de sectores muy transversales de la élite chilena. Que lo apoye Jorge Awad o Jaime Ravinet, me parece bien; pero lo importante para Ricardo Lagos es recuperar la confianza de su mundo cultural. Por eso, me parece interesante lo que ha dicho en materia de jugarse por el aborto terapéutico, de recuperar una parte del discurso del mundo progresista, de no más AFP”, dijo.

“El PPD ha ido acompañando a Lagos en este proceso, y pienso que el que tiene que tomar decisiones más que el PPD es Lagos. Queremos que él represente un proyecto progresista que es parte del proyecto del PPD, queremos que se discuta ese proyecto y que genere épica y movilice a la gente”, cerró.