En su primera aparición televisiva tras ser electo presidente de Estados Unidos, el magnate Donald Trump volvió a mostrar su cara racista y xenófoba que dio a conocer en campaña.

Fue en el programa “60 minutos” del canal CBS donde el presidente electo señaló sin escrúpulos soble los millones que inmigrantes indocumentados que viven en EE.UU.: “Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de drogas. Probablemente dos millones, podrían incluso ser tres millones, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos”.

Sobre el polémico muro que prometió construir en la frontera entre Estados Unidos y México, aseguró que seguirá con su idea, pero alzando vallas en algunos puntos. De todas formas, “un muro es más apropiado”, dijo.