Finalmente se tiene una noción sobre los efectos que tendrá el polémico Acuerdo Transpacífico (TPP, según sus siglas en inglés) para Chile.

Esto porque la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales liberó el jueves pasado el informe “Efectos estimados y potenciales en la economía chilena de la entrada en vigencia del acuerdo Transpacífico de libre comercio”, realizado por Raúl O’Ryan, disponible en este link.

El estudio, con fecha de noviembre de 2015, refleja lo que sospechaba desde un comienzo: dado que Chile sostiene Tratados de Libre Comercio (TLC) con el resto de los países firmantes del acuerdo, los beneficios para el país son escasos.

El TPP, que sigue la lógica de las políticas económicas que ha sostenido Chile desde la adopción del neoliberalismo y el libre mercado en dictadura, ha sido defendido por el gobierno en cuanto a sus supuestos beneficios. Estos se dividirían en efectos arancelarios (reducción para importaciones y exportaciones en los distintos mercados, particularmente Japón, Malasia, Vietnam y Canadá); liberalización de servicios (trato no discriminatorio a exportadores, regulaciones transparentes y otros niveles de protección a las inversiones); facilitación de comercio (hacer más rápido, barato y predecible el comercio de bienes; y armonización de reglas de origen (que permitirá considerar como propios de un país los insumos originarios de otro país del bloque, lo que permitirá aportar oferta y demanda de productos con ventaja arancelaria.

El informe evalúa los dos primeros efectos: reducción arancelaria y liberalización de servicios. La evaluación considera dos “horizontes”: uno de corto plazo, que corresponde al impacto al 2020 de las variables macroeconómicas, sociales y sectoriales. La otra es de largo plazo, asumiendo que el TPP se aplica completamente. “El principal supuesto es que las barreras no arancelarias disminuyen la cantidad transada de servicios. Por ello, la liberalización de servicios de comercia aumentaría los servicios y reduciría los precios de importación que se ven en el mercado nacional”, dice.

“Para Chile, se asume que la máxima reducción sería de un 10% y que una reducción moderada sería del 5% ”, dice el informe. Los datos son los siguientes:

tabla-2-tpp

“Las simulaciones con el modelo de equilibrio general computable asumen que la reducción completa en las tarifarias equivalentes del cuadro anterior se daría con la plena implementación del TPP en el escenario de largo plazo. A su vez, al 2020 se asume que solo se reduciría un tercio de lo esperado para el largo plazo”.

tabla-3-tpp

“Las estimaciones realizadas, muestran que el TPP permite reducir un gran número de los aranceles que deben pagar los productos chilenos en el extranjero. Asimismo, los aranceles que pagan las importaciones hacia Chile desde países miembros del TPP también se reducen. En el escenario con TPP de ‘largo plazo’, casi la totalidad de los aranceles efectivos llegan a cero, excepto el arancel efectivo para las exportaciones desde Chile a México para 4 sectores económicos (“cultivos anuales y forrajeras”, “cultivo de otras frutas”, “elaboración y conservación de pescados y mariscos”, “elaboración de otros productos alimenticios”), y las importaciones a Chile desde Canadá para 5 sectores económicos (“cría de otros animales”, “elaboración y conservación de carne”, “elaboración de alimento para animales”, “elaboración de otros  productos alimenticios” y “elaboración de cerveza”)”, dice el estudio.

Distinta es la situación con las medidas a corto plazo. “Los impacto de corto plazo relacionados con la implementación temprana del cambio tarifario del TPP (hacia el año 2020) presentan una tendencia positiva aunque muy cercana a cero. Este impacto se explica por el hecho que este en corto plazo (el año 2020) es menor debido a que ya Chile tiene aranceles bajos y los Acuerdos ya suscritos se encontrarían en un alto grado de implementación en esa fecha”.

tabla-4-tpp

Es decir, a corto plazo el efecto en inversión y aumento del PIB sería cero, precisamente debido a los TLC firmados por Chile. En importaciones y exportaciones el impulso sería mínimo.

En cuanto a la implementeación completa del TPP a largo plazo, se dice que se mantiene “la tendencia positiva”, pero se presentan matices –como una contracción en la inversión– aunque también los impactos siguen cercanos a cero. “Aumentarían aún más las importaciones y el consumo de los hogares. Las exportaciones mantendrían un nivel de crecimiento similar al del corto plazo y se apreciaría una ligera contracción en la inversión principalmente asociada a un menor ahorro de gobierno debido a menores ingresos arancelarios”.

tabla-6-tpp

En cuanto a los impactos por cambios arancelarios y liberalización de servicios, “se aprecian mayores efectos sobre las variables macroeconómicas en el corto plazo (…) el PIB presenta un incremento en relación con a situación donde únicamente se incluyen las reducciones de los TLC ya firmados por el país. Este mayor incremento en el producto se daría por un aumento en las exportaciones, inversión y el consumo de los hogares”.

tabla-8-tpp

En el largo plazo,el TPP implicaría aumento del PIB en un 0,12 %, “principalmente influenciado por el aumento del consumo, la inversión y en las exportaciones netas”. El comercio aumentaría sus exportaciones en 1,23%, importaciones en 1,22%.

tabla-9

Según esto, el primer quintil sería el más beneficiado, pero con escasa diferencia del resto. Aunque “el efecto distributivo del TPP en el largo plazo sería difuso y para argumentar con mayor precisión los resultados en términos de la progresividad y regresividad del acuerdo se deberán desarrollar análisis específicos de microsimulaciones pero que quedan fuera del alcance de esta consultoría”.

Finalmente, se presenta un cuadro comparativo de los impactos macroeconomómicos a corto y largo plazo.

tabla-10-tpp

”Cabe destacar que se espera que el mayor impacto del TPP será por la liberalización de servicios. En efecto, en el largo plazo el solo cambio arancelario tiene impactos muy poco relevantes sobre la economía debido al ya reducido nivel de los aranceles asociados a los 24 Acuerdos ya firmados por Chile previamente. Incluso la inversión se ve afectada negativamente por el menor ahorro público asociado a la menos recaudación arancelaria. Al agregar la liberalización de servicios, todos los impactos aumentan, y en especial el aumento en el comercio pasa de algo menos de 0,1% con el solo cambio arancelario a 2,45% con ambos efectos”.

tabla-11-tpp

Chile Mejor sin TPP: “Los números son vergonzosos”

Consultado por El Desconcierto, el vocero de la organización Chile Mejor sin TPP Carlos Figueroa pone énfasis en la fecha del informe, noviembre de 2015. “Desde entonces lo tienen en secreto y la razón de eso es que ellos ven que las cifras no respaldan lo que ellos han dicho todo este tiempo. Esto refleja que durante mucho tiempo no hicieron estudios y cuando lo hicieron vieron que su posición no estaba respaldada”, asegura.

Los números del informe son vergonzosos si uno los contrasta con el discurso. Tanto el ministro Burgos como el ministro Muñoz dijeron que el tratado iba a beneficiar a los más pobres e iba a dar más empleo, pero la inversión a largo plaza decrece, siendo optimistas. El informe revela que el TPP no beneficiaría a Chile sino que podría ser un escenario no favorable para el país“, comenta Figueroa.

Por su parte, el economista de la Fundación Sol Gonzalo Durán asegura que el estudio “bastante limitado porque carece de consideraciones de lo que es el ámbito de la economía política. Dejan afueras una serie de cosas absolutamente necesarias de considerar en un informe de evaluación integral, como lo que puede suceder con la soberanía nacional”.

Durán pone énfasis en que el gobierno está transparentando que “el impacto en reducción arancelaria no es significativo porque con los 11 países que participan además de Chile se tiene relación de acuerdo comercial, entonces los aranceles ya están disminuidos. Esto viene a mejorar esa rebaja pero en términos prácticos eso no debiera significar una ganancia significativa”.

El economista explica, con estas cifras sobre la mesa, el TPP va más allá que un simple acuerdo comercial: “Va mucho más allá, lo que hace es aparecer como una barrera protectora del propio neoliberalismo frente a lo que ha sucedido en los últimos meses en todo el mundo con las protestas y movimientos anti globalización“.