La jornada de la madrugada de este jueves en el Congreso concluyó con la aprobación del reajuste del 3,2% para los funcionarios públicos, tras un acuerdo entre el gobierno y la derecha.

Se realizaron dos votaciones: una por el proyecto en general, que incluye bonos y otras medidas, y otra para el guarismo del 3,2%.

La bancada del Partido Comunista, que había rechazado en dos oportunidades esta fórmula, terminó votando a favor del proyecto en general y se abstuvo en la votación del guarismo rechazado enfáticamente por los trabajadores.

Debido a esto, tanto Karol Cariola como Camila Vallejo, salieron a dar explicaciones. A través de su cuenta de Twitter la diputada por La Florida, explicó que “para los confundidos, esto es + simple, en el Congreso la abstención suma al rechazo, porque significa no dar aprobación, o sea, rechazar!”.

Cariola, en tanto, explicó que pertenecen al gobierno y que votar en contra los ponía en una mala posición.

“Fue una situación inédita que nos dejó perplejos. Fue incómoda, si nosotros hubiésemos rechazado, ya vimos las reacciones, donde se nos cargó la responsabilidad en absoluto, si aprobamos el costo político desde los trabajadores y los cuestionamientos son altos. Nos pone entre la espada y la pared la falta de flexibilidad en cuanto al guarismo”, dijo la diputada a T13.

“Somos un partido de gobierno y también tenemos una responsabilidad política con ellos”, agregó.

En esa línea, validó la abstención como símbolo de su rechazo al mencionado reajuste. “La abstención nos permite decir que no nos gusta el guarismo, pero tampoco vamos a rechazar por completa la propuesta del gobierno”, indicó.

“La abstención y el rechazo es lo mismo (en términos prácticos). Para nosotros fue una demostración de diferencia y de descontento respecto del guarismo y de cómo se había planteado. Sabíamos que aquí se cerraban todas las posibilidades. Si se presentaba el proyecto era porque se tenían los votos, lo que no sabíamos era que los votos venían de otra parte”, agregó.