Cerrar el gobierno o recomponer los lazos con los trabajadores: El desafío que enfrentará la nueva ministra del Trabajo, Alejandra Krauss

Sólo hace cuatro días la Zona Franca de Iquique (ZOFRI) anunció a la prensa regional que la abogada Alejandra Krauss asumiría como directora de gobierno coorporativo. Esto es un indicio de lo difícil que debe haber sido para la presidenta de la República, Michelle Bachelet, encontrar un nombre para encabezar el ministerio del Trabajo, sobre todo en el marco del fuerte conflicto con los trabajadores del sector público. Ya el 7 de noviembre una nota de T13 anunció que la titular saliente, Ximena Rincón, saldría del cargo barajando las opciones de disputar un cupo al senado por el Maule o Iquique.

La nueva ministra, Gabriela Alejandra Ingebork Krauss Valle, abogada de la Universidad de Chile, actualmente ejerciendo en el estudio Krauss, Donoso y Cia., asume un ministerio del Trabajo que tiene los puentes prácticamente cortados con el mundo sindical. Mientras ocurría el nombramiento, la mesa directiva de transición hasta las nuevas elecciones de la CUT se encontraba reunida analizando el difícil escenario político luego de la aprobación del reajuste del 3,2%. En las semanas que duró la movilización no se vio el rol de la ministra Rincón: la negociación -o la falta de ella mediante la táctica de reiterar una y otra vez la misma propuesta de guarismo- fue llevada por el Ministerio de Hacienda. Así, no existen expectativas reales de una recomposición de los lazos del gobierno con los trabajadores públicos: el dirigente de la CONFUSAM Esteban Maturana llamó ayer a mantener la unidad para golpear con una fuerte movilización para la hora del reajuste 2018.

Demócrata cristiana de tomo y lomo

Por su raigambre DC –es hija del emblemático Enrique Krauss, ministro del Interior de Patricio Aylwin– la nueva ministra del Trabajo tiene amplias influencias en la falange, lo que ha acentuado con su carrera política propia. En los ’90 trabajó en Integra y fue la “generalísima” de Mariana Aylwin en su campaña a diputada por La Florida en 1993, cercanía que se expresó en que la también ex ministra fue una de las primeras figuras de la DC en celebrar su nombramiento a través de Twitter.


Krauss asumió como ministra de Planificación y Cooperación en el gobierno de Ricardo Lagos en 2000, puesto que ejerció hasta 2002. En 2004 continuó su carrera siendo electa como concejala de La Florida, intentando en 2008 ser la candidata a la alcaldía de la Concertación, elección que perdió en una primaria ante el PS José Gajardo.

En sus años como ministra del Mideplan debió enfrentar desde las políticas focalizadas la rearticulación del movimiento mapuche. En una entrevista con Raquel Correa de julio de 2001, Krauss zanjó que el límite de la reinvidicación territorial mapuche era la propiedad privada, lo cual fue un consenso en el gobierno de Lagos. “Para las comunidades indígenas realizar tomas supone que, de una u otra manera, están reivindicando sus derechos. Pero nosotros reconocemos el Estado de Derecho y -como se lo hemos planteado a las comunidades- si el agricultor no está dispuesto a vender, no hay nada, nada que hacer. Porque el respeto al derecho a la propiedad es ¡absolutamente irrestricto!“, declaró Krauss en esa oportunidad.

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE / AGENCIAUNO

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE / AGENCIAUNO

Krauss también es partidaria del matrimonio igualitario: en 2014 firmó una carta junto a otras caras DC como Genaro Arriagada; el ex canciller Mariano Fernández; Ximena Rincón; y el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, en la que instaban al entonces presidente de la DC, Ignacio Walker, a apoyar el matrimonio igualitario.

Como asesora jurídica ha participado en la Empresa Nacional de Petróleos (Enap), BancoEstado, Banco del Desarrollo y también en la Subsecretaría de Previsión Social. Además ejerció como directora de la Coorporación de Asistencia Judicial (CAJ). Esta amplia experiencia en asesoría legal le valió el nombramiento de hace unos días en la Zofri, el cual es realizado por el Sistema de Empresas Públicas. Tan sólo minutos después de que firmara como ministra el perfil de Alejandra Krauss en Twitter pasó a ser privado. En el sitio web de la Superintendencia de Valores y Seguros, sin embargo, aún figura como directora de la Zofri.

Para el experto en derecho laboral de la Universidad Diego Portales José Luis Ugarte, la ministra cumplirá un rol de cierre. “Por el tiempo que le queda, los desafíos de la implementación de la reforma van a superar el período que le toque ejercer. La laboral es una reforma mal diseñada y de un nivel técnico deplorable, por lo que le va a significar mucho trabajo a nivel administrativo porque es una nueva norma que sobreregula, pero a nivel político es un fiasco para los trabajadores y, por lo tanto, no le otorgará ningún protagonismo o liderazgo político a la nueva ministra”, indicó.