Desde mensajes de la presidenta Michelle Bachelet a felicitaciones del ex mandatario Ricardo Lagos fueron algunos de los saludos que se sumaron a la celebración de los 174 años de la Universidad de Chile.

Sin embargo, no todo en la casa de Bello pueden ser festejos: el Sindicato de Trabajadores a Honorarios de la Universidad de Chile denunció mediante una carta al director, que más de la mitad de los trabajadores y trabajadoras de la casa de estudios se encuentran trabajando sin contrato, lo que los mantiene en una situación de precariedad laboral.

Apelando al crecimiento de la misma universidad, plantearon que “esta tarea se realice en base al trabajo precario, sin acceso al pre y post natal, vacaciones, horas extra, seguros de traslados y accidentes, pagos previsionales y de salud es simplemente inaceptable”.

En medio de un contexto de movilización de los trabajadores públicos, el directorio del sindicato instó a Rectoría a abrir los espacios de dialogo que llevan más de cuatro meses exigiendo, planteando que lo único han conseguido han sido amenazas de despidos, reducciones de sueldo y situaciones que solo terminarían precarizando aún más las condiciones de quienes hacen funcionar día a día a la emblemática universidad.

Lee la carta acá: