Los trabajadores de las aduanas llamaron a un paro nacional para este miércoles 23 de noviembre, exigiendo mejoras en la estabilidad laboral para los funcionarios.

Denuncian además el incumplimiento de los acuerdos logrados con el gobierno el año 2015 durante las movilizaciones del año pasado.

El paro podría complicar al Ejecutivo que recién este jueves logró dar salida a la movilización por el reajuste de los funcionarios públicos que duró cerca de tres semanas.

Según apunta el director nacional de Anfach (funcionarios de aduanas), Marcelo Reyes, el objetivo es lograr que se presente un proyecto de ley para que se modifique la estructura de la planta de trabajadores.

En ese contexto, aseguraron que esperarán al gobierno “hasta último minuto” para evitar la paralización que, según ellos, podría generar problemas con el comercio internacional e incluso provocar desabastecimiento, indica Bío Bío.

“Si el Gobierno no tiene la voluntad y sigue haciendo dilaciones respecto a este proyecto de ley, que tiene que ingresar al Congreso, vamos a materializar el paro de actividades. Vamos a esperar hasta último minuto, que el Gobierno nos llame para evitar este paro nacional”, aseguró Reyes.