Teófilo Gutiérrez, ‘el 9’ de Rosario Central recibió la pelota sin marca en el área y no perdonó. “Guarda que la agarra el negro…la puta madre nos hizo un gol el negro”, dijo en su relato Daniel Mollo en Radio Cooperativa de Argentina.

Fue sin duda la jugada de la polémica en el fútbol trasandino. Después de definir con clase, Teo Gutiérrez corre hacia “La 12”, la barra de Boca Juniors y hace una franja en diagonal con sus manos. La señal es evidente: El colombiano, ex jugador de River Plate -eterno rival de los bosteros- quería provocar al rival y a la hinchada. Entonces se armó la grande, jugadores reclamando, hinchas indignados. ‘Teo’ es expulsado y se va a los camarines repitiendo el gesto.

El delantero fue multado a pagar 65 dólares por concepto generador de violencia en el estadio y su actuación generó toda clase de comentarios.

Pero algo que no pasó desapercibido es el racismo con que se relató el gol de Gutiérrez así como su también repudiable gesto posterior. El fútbol suele ser un reducto donde aparece toda clase de xenofobia, misoginia u homofobia. Y este caso no fue la excepción, especialmente con el relato antes mencionado. Daniel Mollo se mandó una serie de frases como “se tiene que ir este negro pistolero”, “nadie puede ser tan turro” o “patas sucias, ¿quién carajo sos?”, con las que ningunea al jugador por su origen.

Esta ni siquiera es la primera vez en que Gutiérrez es tratado de esta manera por los comentaristas argentinos. En 2014, cuando jugaba en River, el relator Alberto Raimundi lo trató de “negro de mierda” en la transmisión de un partido entre Gimnasia y River.

Según consigna Clarín, el comentarista dijo en la transmisión que “yo lo tengo montado en un huevo, para mí es un negro de mierda que tiene un orto bárbaro. Me da bronca que tipos como este, un mala leche, tengan esta suerte. No me vengan con el Inadi (el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) y con boludeces porque no lo digo de manera racista. Lo digo porque es una mala persona”.

 

 

Revisa acá el gol y el relato de la polémica: